Venezolano es la segunda víctima de la crisis migratoria en Colchane

Edgard Zapata Blaquicet, un ciudadano venezolano de 47 años, viajó por más de cinco países en Sudamérica en busca de una esperanza de mejorar la calidad de vida para él y su familia. El lunes descansó por última vez en una zona de los bofedales de Pisiga Carpa, llamada bóvedas, donde encontró la muerte tal como el año anterior le ocurrió a varios compatriotas suyos.

Su cuerpo inerte fue encontrado a las dos de la tarde, pero solo pasada las 21 horas de ese día Carabineros de Chile avisó al cuerpo médico de la municipalidad de Colchane para que se desplazara al sector y verificara el deceso.

Tras avanzar bajo una profunda lluvia estival el personal médico llegó donde estaba el cuerpo espigado de Edgard, que reposaba de espalda sobre el puntiagudo pasto andino (paja brava),  vestido con una ropa veraniega no apta para el clima cordillerano.

Bajo las intensas gotas de lluvia el equipo de salud municipal constató que se encontraba sin signos vitales, como también sin familiares, amigos o testigos  que pudieran dar cuenta de las circunstancias en que llegó al lugar y qué molestias o síntomas pudo tener para que le causaran el deceso.

El venezolano es la segunda víctima del mes de enero 2022 en esta crisis humanitaria y migratoria y aumenta a 22 la cifra de muertes desde que se inició el flujo migratorio masivo en Colchane en el mes de febrero del año 2021. A ese indicador deben agregarse dos decesos que ocurrieron en la ruta 15 CH, jurisdicción de Huara, por lo cual el total de migrantes que han muerto en la región son 24.

Durante la oscura y lluviosa noche de Colchane, con algo de granizada, estuvo el cuerpo de Edgard Zapata Blaquicet cubierto con unas mantas, esperando que  los funcionarios del Servicio Médico Legal llegaran para trasladarlo a Iquique y realizar las pericias de rigor.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *