Perros migrantes devoran tropa de llamos en Colchane

Una jauría de perros provenientes de Bolivia atacó a 14 animales de ganaderos chilenos en la localidad de Pisiga Carpa de la comuna de Colchane, en la frontera de Chile y Bolivia.

En total 12 alpacas fallecieron y 2 llamos fueron sacrificados debido a su estado agónico, muerte con un valor aproximado de 5 millones de pesos, sin contar productos como la lana.

Este sería el cuarto ataque de perros asilvestrados que vienen desde Bolivia a Chile en este año, en el marco de la crisis migratoria y el que contabiliza la mayor cantidad de animales muertos. 

El dueño de la tropa Camilo Mamani, informó del ataque a su ganado a funcionarios municipales, quienes certificaron que los animales presentaban sus cráneos destruidos por el ataque de los perros asilvestrados.

Según los estancieros el aumento de estos ataques coincide con el descontrol migratorio, debido a que los perros fueron abandonados por los migrantes en la localidad boliviana de Pisiga Bolivar.

El alcalde de Colchane Javier García, lamentó la muerte del ganado de los estancieros debido al vínculo económico y afectivo que tienen los aymaras con su ganado, “no solo se trata de la pérdida de animales por su valor económico, los ganaderos conocen a sus animales desde que nacen y muchos están designados a familiares, es un dolor muy profundo, además se trata del ataque de perros más masivo que ha ocurrido hasta ahora”.

A García le preocupa que los perros asilvestrados inicien ataques contra los pobladores, la mayoría de la tercera edad, mientras estos intenten defender a sus animales.

Actualmente la Ley Nº 21.020 sobre tenencia responsable de mascotas y animales de compañía, en su artículo 7 impide autorizar, por medio de ordenanzas, a cualquier organismo público, el uso de métodos que admitan el sacrificio de animales como mecanismo de control de la población animal asilvestrada.

Por ello el alcalde García  manifestar que convocará a una mesa de trabajo a la Delegación Presidencial del Tamarugal y a las seremis de Salud y Agricultura para tratar sobre las acciones que puedan realizar para controlar e impedir el ataque de los perros asilvestrados que vienen desde Bolivia. Sobre el rol de la Delegación Presidencial se busca que esta interceda con las autoridades bolivianas, por ser parte del Ministerio del Interior.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *