Migrantes abandonan refugio de Colchane y vuelven a caminar para llegar a Iquique

Liz María y Samuel Bermúdez, son dos migrantes irregulares que ingresaron a Chile y abandonaron el refugio dispuesto por el gobierno en el Complejo Fronterizo Integrado de Colchane, ya que según ellos las condiciones de vida son inhumanas, acusan que los encargados de este recinto no les entregan ayuda humanitaria y que esta estaría a la vista de los refugiados. 

La pareja dijo que tienen una pariente que vive en Santiago y aseguran tienen buena situación y contactos laborales. 

La familia extranjera dijo que no hay ayuda para ellos en el refugio gubernamental fronterizo.

Liz María, de Venezuela, dijo que abandonó el campamento porque pasó necesidades y no tuvo apoyo. “Si horrible en ese campamento nos pusieron a pasar necesidades. El niño con fiebre, no me quisieron ayudar con el niño… Tuve que llorarle para que me dieran un pañal para mi hijo, horrible. Lo tengo llorando con fiebre, no tengo que darle, no tengo agua horrible…espero pañales para mi hijo y agua, no quiero nada para mí”.

En tanto su pareja Samuel Bermúdez fue más duro al criticar la operación del campamento. “Tienen comida allí acaparada, hay cuatro tráileres y no la sueltan. Tienen cobijas, colchones, agua comida, zapatos ropa y no la sueltan. No hay nada para las personas que lo necesitan de verdad. Dígame usted dónde está el apoyo que le mandan las Naciones Unidas, el apoyo que manda Estados Unidos”.

Denuncia que el apoyo del albergue transitorio es confuso e ineficiente. “Qué hace uno si no tiene el apoyo ni siquiera de la comida, qué puede esperar uno de un apoyo de un albergue de 10 días a que te hagan una prueba de un PCR que nada más te sirve de dos días y si tú no cuentas con pasaje en esos dos días tu pierdes tu PCR y te devuelven otra vez para Colchane, ni la frontera de México con Estados Unidos es tan mala como esta”.

Tras dejar el albergue la pareja tuvo que enfrentar un fuerte chubasco, refugiándose con otros de sus compatriotas en una infraestructura municipal destinada a la venta de productos típicos de la zona por parte de una organización de mujeres indígenas, pero que nunca ha podido ser ocupado porque desde que comenzó el fenómeno migratorio es refugio permanente de migrantes irregulares.

Durante todo el día (miércoles) se han visto por la carretera internacional 15 CH, que une la comuna de Colchane con la comuna de Huara, a columnas de migrantes que dicen abandonaron el refugio del gobierno por las mismas razones que Liz María y su esposo Samuel.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.