Esperan que autoridad de salud anuncie pronto si habrá o no fiesta Pobladores de Tarapacá están alerta por una posible “invasión” de fieles en agosto

En estado de alerta se encuentran los habitantes del pueblo de Tarapacá, ante la posible irrupción de peregrinos que vayan a saludar a San Lorenzo el próximo mes.  Lo que pasó en La Tirana, donde pese a la prohibición llegaron miles de visitantes, encendió las alarmas  y se anunció que la iglesia estará cerrada desde el 1° al 16 de agosto.

Así lo expresó el presidente de la junta de vecinos de ese poblado, René Esteban Moscoso  quien señaló que la autoridad de salud debe pronunciarse a la brevedad si autorizará o no la celebración, porque lo que pasó en la festividad de la Virgen del Carmen les asusta.

“Vimos lo que pasó en La Tirana que llegaron igual los bailes y mucha gente. Estamos preocupados que aquí pase lo mismo.  El alcalde y otras autoridades dijeron que no habrá fiesta pero pensamos y si pasa lo que pasó en La Tirana. Tarapacá tiene dos accesos, claro pueden bloquear para el control de las personas, pero la gente puede dejar los vehículos y tranquilamente caminara igual para venir. Esa es nuestra preocupación”, señaló el dirigente.

Acotó que tras la coordinación para la festividad de la Reliquia, concretada en abril, han sostenido dos reuniones de coordinación convocadas por el municipio, con los servicios y autoridades que tienen relación con la fiesta del 10 de agosto pero en la última no participó el seremi de Salud y otras instituciones tampoco enviaron representantes.  “La comunidad necesita saber que pasará, que se tome un pronunciamiento a la brevedad”, concluyó Esteban Moscoso.

Entre los residentes tarapaqueños, en su mayoría adultos mayores, el temor es que al no haber cuarentena o una restricción legal se repita lo de La Tirana llegando gente al poblado y aumenten los casos de Covid.

Pese a que aún no es publicado en redes sociales, en el poblado se indicó que la parroquia San Lorenzo de Tarapacá decidió que desde el 1° de agosto hasta el 16 de agosto las puertas del templo permanezcan cerradas, es decir no habrá la tradicional misa dominical y saludo al Lolo que cumplían los devotos los sábados y domingos; replicando la medida que adoptaron a inicios de año cuando en temporada estival se incrementaron los casos activos Covid en el Tamarugal.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *