Encuestadores recorren la Región para levantar  información de catastro frutícola 2022

Tarapacá junto a Arica y Parinacota, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Lagos, Los Ríos y Aysén, son las nueve regiones, que para este 2022, contarán con una completa actualización de cifras sobre el desarrollo de la fruticultura, sus diferentes especies y variedades, superficie de frutales por método de riego, producción y su destino, además de información sobre la capacidad instalada de infraestructura y agroindustria.

El Catastro Frutícola es una completa radiografía del rubro realizado por el Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, con el apoyo de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, ODEPA. Es trianual y para estas regiones, la última actualización se realizó en el 2019, año en el que se registró una de las alzas más importantes en el último tiempo. De 62 mil hectáreas en el 2016, se superaron las 117 mil hectáreas en tres años. Esta variación positiva se espera continúe y para ello casi un veintenar de encuestadores, con la implementación de estrictas medidas sanitarias, recorren y visitan a los productores para levantar la información.

El trabajo para la obtención de información se divide en tres etapas, levantamiento territorial, análisis y publicación. Por ello además de toda la información presentada en tablas y gráficos, disponibles en las páginas institucionales de CIREN y ODEPA, está disponible en el portal IDE Minagri, con todos los datos representados a través de capas geoespaciales.

En esta línea el director del Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, Félix Viveros, agregó “todo el despliegue territorial que realiza CIREN merece un gran reconocimiento, pues permite tener información actualizada para tomar decisiones correctas, en especial en la actualidad donde existe un alto impacto del cambio climático, lo que obliga a planificar a mediano y largo plazo la reconversión y diversificación de cultivos”.

TARAPACA

En Tarapacá, la última actualización realizada en el año 2019 arrojó que la superficie de cultivos frutales aumentó casi 3% respecto al 2016, siendo las principales especies el mango, lima y tangelo, que aumentaron su superficie plantada en 3,6%, 17,9% y 2,9% respectivamente.

A escala provincial, se pudo observar que la provincia del Tamarugal concentró el 100% de la superficie frutal plantada. La comuna de Pica tuvo una variación positiva alcanzando las 242 hectáreas cultivadas. 

El Seremi de Agricultura Fernando Chiffelle Ruff, dijo que “para Tarapacá es un tremendo hito el actualizar el catastro frutícola de nuestra región. El último que se realizó fue el año 2019 en el que se destacó el incremento de la producción frutícola en un 3%. Ahora el año 2022, veremos en qué condiciones se encuentra la fruticultura regional”.

Agregó que “tenemos que considerar que se ha trabajado en nuevas superficies, como la Pampa del Tamarugal, incorporando cítricos, se han incorporado nuevas variedades en los oasis, en las quebradas; por ello este trabajo nos va a mostrar en qué nivel y qué tipo de variedades se está introduciendo y cuáles variedades de frutales están dando paso a nuevos cultivos.  La importancia de este trabajo junto con el CENSO agropecuario nos está dando tremendas herramientas para tomar decisiones sobre el desarrollo de la agricultura del desierto, específicamente en Tarapacá”.

Durante todo el periodo estival, los encuestadores estarán recorriendo la región, para reconocerlos cada uno porta una credencial individualizada.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.