CONAF inicia plan que forestará cien hectáreas de tamarugos en Huara

El proyecto financiado por el Gobierno Regional de Tarapacá, contempla una inversión de 700 millones de pesos en Huara y Colchane, para mitigar la escasa disponibilidad de bosques nativos en la región.

Con la finalidad de aportar a la sustentabilidad y mejoramiento ambiental regional, CONAF ejecutará un potente proyecto de forestación en Huara y Colchane. De esta forma, el proyecto “Recuperación y enriquecimiento forestal de la Pampa del Tamarugal”, financiado por el Gobierno Regional de Tarapacá, por un monto que supera los 700 millones de pesos en inversión, inició sus primeras actividades operativas.

La iniciativa presentada por CONAF se ejecutará en un periodo de 2 años en ambas comunas y busca aumentar la cobertura vegetal mediante la plantación de tamarugos en Huara y de queñoas en Colchane, en zonas que están insertas en la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal y en el Parque Nacional Volcán Isluga, respectivamente, con la finalidad de combatir la erosión que presentan estos suelos, mejorándolos a través de la forestación.

Asimismo, este plan de forestación busca ser una contribución para combatir la escasez hídrica presente en estos territorios, mediante la recuperación de las cuencas bajo la intervención silvícola y el establecimiento de las funciones ecológicas.  Además, con esta iniciativa se contribuirá a mitigar la escasa disponibilidad de bosques nativos para uso forrajero de la comunidad, cuencas descontroladas y aguas infiltradas.

La directora regional de CONAF, Natalia Ortega, explicó que para avanzar en este proyecto se dio inicio a las actividades en el sector de Zapiga, comuna de Huara, donde se intervendrán cien hectáreas con tamarugos. “Este gran plan de forestación permitirá combatir la escasez hídrica extrema que presenta esta área, junto con mejorar la calidad de los suelos y, además, podremos aumentar la superficie regional de plantaciones nativas”, recalcó.

Asimismo, enfatizó que este proyecto de forestación es el segundo más amplio realizado en la región luego de la plantación que realizó CORFO en los años sesenta y que dejó como legado los bosques que actualmente componen la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal.

“Ya contamos con el equipo técnico y administrativo que encabezará esta importante tarea, en la cual en las siguientes etapas se incorporará a la comunidad local para que participen de la recuperación ambiental y social de su territorio”, agregó la directora.

Por su parte, Pablo Zambra, representante del Gobierno Regional de Tarapacá, señaló que con esta iniciativa: “se busca recuperar el suelo y el patrimonio forestal, pero además se preservará la identidad e historia de la provincia del Tamarugal, ya que el tamarugo es un árbol nativo de esta zona. Este tipo de proyectos siempre van a ser una buena inversión y así lo ha destacado el Gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, ya que contribuyen a la conservación de la biodiversidad, junto con recuperar espacios para la comunidad”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *