¿Por qué algunos delincuentes graban sus delitos en video?

  • Paz Velasco, experta de la Universidad Internacional de Valencia explica por qué algunos delincuentes graban sus crímenes en un masterclass de la Universidad Internacional de Valencia.

Cada vez es más frecuente que los noticieros reporten un nuevo crimen que ha sido transmitido en vivo, resulta evidente que algo que era un comportamiento poco común hace años, hoy en día parece ser una práctica recurrente, esto debido al gran auge que han tenido las redes sociales que hace que sea más fácil subir videos para que todo el mundo pueda verlos.

Ante esta conducta, surgen muchas preguntas como ¿por qué los delincuentes se graban? ¿con qué fin?  ¿qué deben hacer los usuarios de las redes si se encuentran con un video de estos? Para responder estas preguntas, Paz Velasco de la Fuente, docente de la Universidad Internacional de Valencia, jurista, criminóloga y especialista en delitos violentos y personalidad psicopática, ha explicado en un masterclass de VIU, el por qué algunos delincuentes graban sus delitos y expone las siguientes razones:

Búsqueda de fama, reconocimiento y notoriedad: ante miles de espectadores tratando de salir del anonimato en el que siempre han vivido. A partir de ese momento su acto les hace pasar a formar parte de la historia criminal de un país. Su nombre y apellido aparece en los medios de comunicación. Ahora la sociedad sabe quiénes son.

Amplificación del placer criminal: al ser conscientes de que su crimen tendrá una audiencia a la que aterrorizarán con sus actos, les resulta satisfactorio realizarlo. En ciertas ocasiones se tratan de videos intensionales con los que buscan generar miedo en la sociedad. Estas personas quieren destacar por su crueldad y falta de empatía en sus actos violentos.

Alimentación narcisista: al vivir una fantasía pretenciosa que consiste en grabar su crimen para satisfacer su necesidad patológica de admiración. Son absolutamente conscientes de que muchas de las personas que vean ese vídeo, les idolatrarán por ser capaces de hacer lo que ellos solo se atreven a imaginar.

De igual forma, es necesario destacar que el delincuente siempre es consciente de que lo que va a hacer, va a tener una duración y una repercusión temporal y que probablemente su crimen será visualizado por un número de espectadores en los que busca diferentes reacciones, ya se aprobación, respecto o miedo.

Ahora bien, el uso de las redes sociales que transmiten en vivo ha multiplicado el impacto de los crímenes. El ciberespacio es una escena del crimen que genera nuevas oportunidades delictivas y muchos delincuentes se adaptan a esta virtualidad para llevar a cabo conductas ilícitas sobre sus potenciales víctimas. Algunos de estos vídeos se han encontrado en plataformas como Facebook o YouTube.

¿Y qué deben hacer los usuarios de las redes si se encuentran con un video de estos? La docente de VIU menciona “Como usuarios de Internet tenemos la responsabilidad de denunciar una conducta delictiva de la que somos conocedores y sobre todo denunciar ese vídeo en el que se ve de modo explícito una conducta delictiva violenta. No podemos eludir que, si vemos un vídeo con ese contenido, estamos siendo testigos online de un delito, de modo que no debemos difundirlo. Hay que denunciarlo para evitar que otros internautas vean y lo compartan pues se vulneran derechos fundamentales, como el derecho a la vida. Todos nosotros somos responsables de lo que compartimos en redes”.

VIU – Universidad Internacional de Valencia es una de las principales universidades online del mundo hispanohablante. Cuenta con más de 17.400 estudiantes de 89 nacionalidades diferentes, un profesorado con 1.545 docentes que, en su mayoría, combinan su actividad profesional con la académica, y más de 5.800 convenios para prácticas y colaboraciones. La Universidad Internacional de Valencia – VIU forma parte de Planeta Formación y Universidades, la red internacional de educación superior del Grupo Planeta. Cuenta con veintidós instituciones educativas en España, Andorra, Francia, Egipto, Italia, Marruecos, Colombia y EEUU. Cada año más de 100.000 estudiantes procedentes de 114 nacionalidades distintas, se forman a través de sus escuelas de negocios, universidades, escuelas superiores especializadas y centros de formación profesional con una extensa tipología de programas, niveles, disciplinas, modalidades e idiomas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *