Especialistas recomiendan descansar la vista del computador cada 20 minutos

84% de los chilenos sufre de alguna enfermedad visual:

Más de 850 mil personas sufren de deficiencia visual en Chile, siendo la miopía y astigmatismo los diagnósticos más comunes. Además, la pandemia ha aumentado el uso de pantallas generando diversos problemas en adultos y niños. El oftalmólogo de Clínica Tarapacá, Dr. José Pereyra, entrega las siguientes recomendaciones.

Según cifras reveladas por la encuesta Cadem, el 84% de los chilenos o un familiar suyo tiene algún problema asociado a la salud visual.

Y, a pesar de que hay 3.400 atenciones oftalmológicas incluidas en el plan AUGE, los chilenos deciden postergar sus controles debido a las largas listas de espera.

La visión es una experiencia más compleja que ver o no ver bien, y puede influir de forma muy diversa en el desarrollo y calidad de vida de las personas. Lo cierto es que quienes pierden la visión, pueden experimentar graves dificultades en el ámbito laboral y familiar, debiendo depender de otros para desarrollar sus actividades básicas de la vida cotidiana.

Las causas de ceguera en Chile son las mismas que en la mayoría de los países del mundo, siendo las más frecuentes la catarata y el error refractivo, ambas reversibles. Y en segundo lugar están las causas irreversibles; la retinopatía diabética, el glaucoma y la degeneración macular relacionada con la edad.

En este contexto, el oftalmólogo de Clínica Tarapacá, Dr. José Pereyra, apunta a la importancia de los chequeos anuales que permiten detectar cambios en los defectos refractivos como la miopía y el astigmatismo, y además permite saber de forma temprana patologías como glaucoma y catarata, las cuales no presentan síntomas agudos.

“La visión se desarrolla en la infancia desde el nacimiento hasta aproximadamente los 15 y 18 años, pero el período más importante es entre el nacimiento hasta que cumplen 6 años, donde se acaba el desarrollo de las capacidades visuales”, señala el Dr. José Pereyra.

Sin embargo, durante la pandemia, el tiempo de exposición ante las pantallas ha aumentado en un 100% en niños, niñas y adolescentes a causa de las clases online. En consecuencia, debido a la poca exposición de luz solar, se ha marcado un evidente aumento en la prevalencia y progresión de la miopía. El especialista agrega que “no está claro el daño que causan las pantallas en los ojos. Pero si se sabe que la luz azul de estas, alteran el ciclo del sueño inhibiendo la melatonina lo que provoca insomnio”.

Es en este sentido, el oftalmólogo de Clínica Tarapacá -recinto médico que cuenta con Fosana en oftalmología adulto e infantil- entrega algunas recomendaciones tales como utilizar lentes con filtro de luz azul o usar aplicaciones que reduzcan la cantidad de luz en las pantallas. Por otra parte, la prevención es clave, por lo que exponerse a un período de dos horas de luz diurna y descanso cada 20 minutos en el uso del computador y 20 segundos de relajación mirando hacia lo lejos, pueden reducir los daños.

Otras medidas muy útiles son hacer ejercicio en forma regular, esto mejora el flujo sanguíneo y con ello la irrigación sanguínea, alimentación sana, vegetales de hoja oscura, pescado de aguas frías, ya que esto fortalece la retina, reduce el riesgo de degeneración macular relacionada a la edad, el riesgo de desarrollar catarata y glaucoma.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.