Día Mundial de la Osteoporosis:

Fortalecer los huesos mediante el consumo de calcio

  • La osteoporosis afecta a 1 de cada 3 mujeres en edad adulta y a 1 de cada 5 hombres.
  • El bajo consumo de calcio en la niñez y adolescencia aumenta el riesgo de padecer osteoporosis en edad adulta.

Cada 20 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Osteoporosis, enfermedad esquelética que produce disminución de la densidad ósea, aumentando el riesgo de fracturas principalmente en muñecas, columna y cadera. Debido a que  los huesos se vuelven más porosos (aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior) se vuelven más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

Con relación a las causas, la doctora Soledad Vallejo, ginecóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile sede Quilín, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Climaterio y vicepresidenta de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Climaterio y Menopausia, explica que “la probabilidad de desarrollar osteoporosis depende en parte de cuánta masa ósea obtuviste en tu juventud. La masa ósea máxima es en parte hereditaria y también varía según el grupo étnico. Cuanto mayor sea tu densidad ósea máxima, más tejido óseo tendrás de reserva y menor será la probabilidad de que tengas osteoporosis cuando envejezcas”.

En este sentido, el rol del calcio y la vitamina D son fundamentales. Los huesos son el principal depósito de este mineral y la vitamina D ayuda a su metabolización. Un bajo consumo de calcio durante un tiempo prolongado de tiempo, provoca que huesos y dientes se vuelven más frágiles y susceptibles de fracturarse.

Se estima que la osteoporosis afecta a 1 de cada 3 mujeres en edad adulta y a 1 de cada 5 hombres1. La doctora Vallejo explica que uno de los factores que influye en esto, es la disminución de la producción de estrógenos en la población femenina durante el climaterio. Los estrógenos ayudan a disminuir la velocidad de la pérdida de masa ósea, a la vez que aumentan la absorción de calcio en el intestino y reducen su excreción renal. “Después de la menopausia, la reabsorción de los huesos (destrucción) va más rápido que la construcción de hueso nuevo. La menopausia precoz (antes de la edad de 45 años) y en cualquier periodo cuando los niveles de las hormonas son bajos y no hay periodos menstruales o hay pocos, pueden causar una pérdida de la masa ósea”, explica la especialista.

En Estados Unidos, estudios indican que los niveles de calcio de la población son más bajos a lo recomendado, debido a factores como una alimentación deficiente de alimentos que contienen este mineral, falta de suplementación, obesidad y sedentarismo, entre otros.

En Chile, son pocos los estudios que se refieren a este mineral en particular, sin embargo, uno realizado por las universidades De Chile, Católica y Finis Terrae en las ciudades de Antofagasta, Santiago y Concepción, señala que al menos el 30% de los niños en la ciudad norteña presentan déficit de calcio.

Calcio: un aliado para tu salud

Nuestro organismo no solo necesita calcio para formar los huesos y mantenerlos saludables y fuertes a lo largo de la vida. Además, ayuda a la movilidad de los músculos y es fundamental para que los nervios transmitan mensajes desde el cerebro hacia las distintas partes del cuerpo.

Sin embargo, el calcio no actúa solo. Por ejemplo, la vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y fijarlo en huesos. Por ello, debemos mantener niveles adecuados de ambos, mediante la alimentación, actividad física, exposición al sol (para sintetizar la vitamina D) y, en algunos casos, mediante la suplementación conjunta de calcio y vitamina D, cuando la alimentación no es suficiente para asegurar el consumo de calcio adecuado.

Sobre el consumo de estos suplementos, la doctora Vallejo comenta que “es bueno comenzar a temprana edad para prevenir en el futuro la osteoporosis. También es importante que el paciente mida anualmente sus índices de vitamina D para el médico pueda sugerir el tratamiento o suplemento adecuado”. En este sentido, la doctora indica que la dosis de calcio dependerá de las necesidades de cada persona y cada caso debe ser evaluado individualmente por un profesional de la salud.

La palabra clave es “prevención”. Asegurar una ingesta de calcio adecuada a temprana edad, permite prevenir la osteoporosis y sus consecuencias, como fracturas y con ello, la posible pérdida de movilidad e independencia.

Mitos sobre el calcio y la osteoporosis

  • Una creencia es que la osteoporosis afecta únicamente a mujeres, por lo que los hombres no necesitan consumir calcio. Esto no es así. Hombres y mujeres necesitan consumir calcio, tanto para prevenir la osteoporosis como para otros procesos importantes en el organismo. Por ello, su ingesta es fundamental, ya sea a través de la dieta como mediante suplementación.
  • Una preocupación es el exceso de calcio y las consecuencias de ello. En este sentido, es importante destacar que los estudios disponibles indican que en general la población no consume suficiente calcio. Por otro lado, los suplementos suelen contener la dosis diaria requerida por la persona dependiendo de su edad y otros factores que el médico debe considerar al momento de recomendarlos. Por ello, es poco probable presentar cuadros de exceso de calcio, ya que el cuerpo elimina lo que no es capaz de asimilar. La recomendación siempre es consultar con un profesional de la salud.
  • En ocasiones se cree que el calcio por sí solo es suficiente para prevenir la osteoporosis, sin embargo, para que el calcio se adhiera a los huesos, es necesario que interactúe con otros minerales y vitaminas, principalmente la vitamina D. Además, de nada servirá consumir calcio en la dieta, si no llevamos además una vida saludable. El sedentarismo, la obesidad y el tabaquismo son algunos de los factores que afectan la captación de calcio y, finalmente, predisponen a tener osteoporosis.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *