“Deltacron” y “Fluorona”: Qué se sabe realmente sobre los peligros anunciados

Se bien se decir que sería una nueva variante con lo peor de Delta y Ómicron, los científicos llaman a informarse primero y no caer en amenazas que alimentan las redes sociales. Lo concreto es que entramos al otoño y todos los virus aumentan su circulación, incluyendo la gripe y la influenza.

Isabel Frías

Periodista U.C.

Mientras la semana anterior nuestro país puso en pausa la cobertura mediática de la pandemia por el 8M y el Cambio de Mando, aquello no fue obstáculo para que las redes sociales siguieron haciendo lo que ejecutan con maestría digital, como es hacer circular información semi falsa, semi cierta.

De ese modo, hubo gente comenzó a preguntar na sus médicos por los efectos del “Deltacron”, la nueva amenaza que caía sobre un mundo cansado de una pandemia que “no termina de irse”. 

Lo increíble del suceso es que en esta nueva alarma pública el punto de partida fue una prestigiosa agencia noticiosa como es Bloomberg, a cuya redacción llegó un comunicado –enviado por correo electrónico– por el doctor Leonidos Kostrikis quien afirmó haber descubierto en sus laboratorios las pruebas de esta nueva variante de coronavirus: “Las muestras indican una presión evolutiva sobre una cepa ancestral para adquirir estas mutaciones y no el resultado de un solo evento de recombinación”.

Traducido en lenguaje común, el Dr. Kostrikis anunciaba haber detectado en Chipre esta nueva versión avanzada de coronavirus y que sería una especie de “cruza” de las cepas Delta y Ómicron.

De acuerdo a lo informado, “la infección por Deltracron es mayor entre los pacientes hospitalizados por covid-19 que entre los pacientes no hospitalizados, por lo que se descarta la hipótesis de contaminación”, argumentó el profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Chipre y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular.

“Además, dijo Kostrikis, las muestras se procesaron en varios procedimientos de secuenciación en más de un país. Y al menos una secuencia de Israel depositada en una base de datos global exhibe características genéticas de deltacron”, aseveró.

Las casas de estudio de Chile y del mundo occidental, incluyendo a la OMS, opinan que si bien una “forma recombinada” de Delta con Ómicron es plausible, el caso que expuso el Dr. Leonidos Kostrikis sería el resultado de un test “sucio” de laboratorio, lugares donde existen trazas de muchos virus que pueden contaminar las pruebas. Por ello, llaman a la tranquilidad.

QUÉ OCURRE CON “FLURONA”

En una dinámica muy similar se encuentra la expectación que causa “Flurona”, otro original bautizo de los medios para referirse a un contagio simultáneo tanto de Ómicron como de influenza, que es el virus que habitualmente comienza a circular durante abril y cuya vacunación en Chile ya se encuentra en sus etapas iniciales.

No obstante, la población en esta ocasión debe recordar que los virus que causan el resfriado, la gripe y el covid-19 se propagan exactamente de la misma forma: A través de gotitas apenas imperceptibles al ojo humano y que salen de la nariz y la boca de las personas infectadas, con lo cual la mascarilla continuará siendo parte del atuendo de rigor en los espacios públicos o comunitarios y la mejor medida preventiva junto al lavado de manos y la distancia física correspondiente en los espacios públicos.

La razón de este “recordatorio” es que la posibilidad de que una persona sufra una coinfección es del todo probable. El punto es que esa doble condición agrava o empeora la condición general de salud de los enfermos.

Es bueno tener presente este concepto, mientras la instalación de las nuevas autoridades del Minsal preparan una “nueva institucionalidad” para el manejo de la pandemia, novedades sobre las cuales El Longino estará informado oportunamente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.