Cómo será la pandemia del año 2022 en Chile

Las proyecciones sanitarias apuntan al uso obligatorio de la mascarilla en espacios públicos y se sumará segunda nueva dosis de refuerzo, a partir de febrero. Lo nuevo será contar con medicamentos para tratar la enfermedad y que las personas podrán comprar -directamente en farmacia- un test que detecta el coronavirus en apenas 15 minutos.

Isabel Frías 

Periodista U.C. 

A diferencia de lo que ocurre en algunos países de Europa, en Chile el uso de mascarillas ha sido un hábito que se ha instalado bien y está vigente. 

La gente percibe que esta medida de autocuidado realmente es efectiva para impedir los contagios. Se le reconoce como una herramienta útil para poder circular con mayor seguridad sanitaria en el trabajo o en el espacio público y comunitario. 

Y, dado que el coronavirus no desaparecerá de la escena mundial, sino que se sabe que derivará en nuevas variantes, las autoridades de Salud tanto nacionales como a nivel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han señalado que no está previsto retirar esta medida durante el próximo año. 

POLÍTICA PÚBLICA  

“La población tiene que tener la conciencia clara de que no puede abandonar la mascarilla”, ha enfatizado en diversas ocasiones el líder de la cartera de Salud, doctor Enrique Paris, aludiendo a países como Francia y España que enfrentaron rebrotes importantes tras poner fin al uso obligatorio de este elemento. 

Similar idea ha vuelto a circular en las últimas jornadas y se han añadido señales desde el grupo asesor del Presidente recién electo, Gabriel Boric, respecto de mantener las líneas gruesas y medulares de la actual política pública instaurada y que le ha valido a Chile muchos elogios desde el exterior. 

La doctora Izkia Siches –a quien se indica como eventual reemplazante del propio Paris– ha confirmado que se trabajará en la misma senda, vale decir en poner énfasis en vacunar a la mayor cantidad de personas, en el testeo masivo y también en el aislamiento preventivo, además de mantener las medidas de auto protección personal como son el uso de mascarilla, lavado constante de manos y distancia interpersonal. 

Queda la incógnita qué ocurrirá a partir de marzo de 2022 con las tareas de trazabilidad, manteniéndose las nuevas autoridades tomen medidas para la pesquisa de contactos contagiados: Es un secreto a voces que, en este terreno, el país siempre se mantuvo “al debe” y las medidas no operaron cuando se trató de proteger las fronteras y el ingreso de viajeros a Chile por vía aérea, principalmente. 

LO QUE VIENE
Proyectando las novedades que traerá, con amplia seguridad el próximo año, los análisis ya dibujan ciertos consensos. 

El primero es que el proceso de vacunación que hemos visto se mantendrá y la población podría volver a consultorios y centros de salud para aplicarse nuevas dosis de refuerzo. También se prevé que durante el 2022 se podría implementar la “fusión de vacunas”, de tal manera que la dosis contra el covid-19 se aplique con la de la influenza, en una misma dosis, pero apuntando a 2023.  

Lo que sí ya está anunciado es que, a partir del 15 de febrero próximo, el país comenzará a administrar la Cuarta Dosis o segunda dosis de refuerzo a los adultos mayores, personal sanitario y aquellos con patologías crónicas.

Asimismo, aunque ya existe el test rápido que revela la presencia del coronavirus en cosa de 15 minutos, éste se encontraba solo disponible para personal de la salud y próximamente estará a la venta en farmacia para toda la población, incluyendo niños. Además, el estado ya adquirió importantes cantidades del medicamento antiviral que, se asegura, trata con efectividad la enfermedad del covid-19.

Finalmente, se reconoce que el aparato de salud chileno salió airoso en materia de atención UCI, pero crecieron los indicadores de cirugías pendientes y los tratamientos de muchas patologías fueron postergados. Por ello, el 2022 tendrá que absorber presiones desde la ciudadanía por atenciones en otras especialidades como cánceres, VIH, salud mental y dental, oftalmología o cardiología, entre muchas otras.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.