Sernac con facultades sancionatorias

Daniel Montalva
Decano Facultad de Derecho
Universidad de Las Américas
Hace algunos días el presidente Boric firmó el proyecto de ley comúnmente denominado
“Sernac te Protege”. Lo interesante es que incluso antes que se empiece su discusión en
el Congreso ya existen voces a favor y en contra de la propuesta. Entonces cabe
preguntarse por qué es tan controversial una iniciativa que tiene por objeto algo tan
esencial como es tener un Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) robusto para que
pueda cumplir con el importante rol de velar por el cumplimiento de las normas que
regulan las relaciones de consumo.
Para esto es necesario remontarse al fallo del Tribunal Constitucional (TC) de inicios de

  1. Sin entrar en un análisis muy detallado, es importante recordar que en tal resolución
    el tribunal declaró inconstitucionales dos facultades que se proponía otorgar al Sernac, la
    normativa, es decir, dictar normas generales en materia de consumo, y la sancionatorias.
    Los fundamentos fueron de manera muy resumida que solo la ley puede regular las
    relaciones entre proveedores y consumidores, por lo que no podía un servicio público
    abocarse una facultad normativa; y que, si bien puede fiscalizar, no puede sancionar actos
    contrarios a la ley del consumidor.
    Pues bien ¿Cuál es la gran diferencia entre el proyecto objetado el 2018 y la iniciativa
    presentada por el gobierno? Si bien es necesario conocer el texto una vez ingrese a
    tramitación, ya se aprecia una diferencia sustancial y es que esta iniciativa no buscaría
    otorgar facultades normativas al Sernac, es decir, el organismo no podría dictar normas
    en materia de consumo.
    En lo que si avanzaría es en el otorgamiento de facultades sancionatorias, las que el TC
    declaró inconstitucionales en su momento y no modificando de manera relevante la
    estructura del Sernac, ya que al igual de la iniciativa anterior, pareciese que se utilizaría el
    mismo mecanismo de “murallas chinas”, dejando en un lado la defensa de los
    consumidores y en otra los procedimientos sancionatorios bajo la creación de la nueva
    Subdirección de Procedimientos Sancionatorios.
    Hasta aquí no habría mayores diferencias, por lo que se podría esperar que el destino
    fuera el mismo para esta norma, pero donde se innova de manera relevante a pesar de no
    ser una norma estructural es que, al parecer, se permitiría una amplia revisión de las
    decisiones del servicio por parte de los tribunales de justicia. Analizar esta facultad
    jurisdiccional de revisión de sanciones será esencial para saber si esta nueva propuesta
    de fortalecer el Sernac podrá pasar el test de constitucionalidad.
    Si bien se trata de una iniciativa que recién comienza su tramitación legislativa y que
    posee otras tantas propuestas, como establecer sistemas obligatorios de soluciones ante
    empresas y el fortalecimiento de la gestión de reclamos ante el Servicio, sin lugar a dudas
    será objeto de debate y de detallado análisis para ver si esta vez sí se podrá otorgar
    facultades sancionatorias al Sernac, de ser aprobado por el Congreso.
%d bloggers like this: