Salud: oportuna, segura y de calidad

Por Gabriela Garnham, gerente general de la Asociación de Dispositivos Médicos de Chile (ADIMECH).

El próximo 7 de abril es el Día Mundial de la Salud, conmemoración que coincide en nuestro país con un momento de importantes transformaciones. El arribo del nuevo gobierno del presidente Boric y los debates en torno a la convención constituyente están reconfigurando diversos aspectos de la vida política, económica y social que impactarán en nuestro sistema de salud, especialmente demandado por un acceso a prestaciones oportunas, seguras y de calidad para todas las personas.

Desde la vereda de la innovación tecnológica, nos encontramos atentos a los debates que surjan en esta materia, con el fin de poder contribuir con nuestra experiencia en áreas como regulación y ética para un mayor y mejor acceso a salud de calidad.

Es necesario relevar que los dispositivos médicos están presentes en el viaje del paciente, desde la prevención de la enfermedad, pasando por su diagnóstico, hasta el tratamiento y rehabilitación de las personas. En las etapas más tempranas de este ciclo, los dispositivos médicos participan directamente en la detección oportuna, ayudando con esto a disminuir de manera significativa los gastos en salud que implican el abordaje de enfermedades en fases avanzadas, tanto en el sistema público como privado y, finalmente, en el propio de bolsillo de los pacientes.

Es decir, el acceso oportuno a tecnología de calidad colabora con el abordaje integral a las diferentes patologías, en especial a las de mayor relevancia para la salud pública. Las soluciones tecnológicas permiten mejores diagnósticos, tratamientos y rehabilitación de las personas, ayudando a disminuir, por ejemplo, las listas de espera GES y No GES, tema especialmente acuciante en un escenario post pandemia.

Es por ello que, en esta nueva etapa democrática, es vital que las autoridades gestionen modelos, mecanismos y políticas públicas que favorezcan el acceso de todas y todos a las mejores tecnologías en salud, a través de un diálogo público-privado constructivo.

Como asociación estamos convencidos del poder de la tecnología para cambiar y mejorar la vida de miles de personas. Para ello necesitamos un ecosistema de salud centrado en los pacientes, donde actores públicos y privados trabajemos de manera colaborativa para que las innovaciones lleguen de manera oportuna, efectiva y segura a los usuarios finales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.