Permisología minera: la llave en ingeniería

Por José Francisco Campos, gerente general de Keypro
Según un estudio del Fraser Institute de Canadá, en el 2022, Chile se ubicó en el puesto 33
de los 62 países encuestados para determinar cuál es el mejor lugar para invertir en
minería. Cuatro años antes, en ese mismo ranking, nuestro país ocupaba el puesto sexto
¿Qué pasó? Es probable que la burocratización en la gestión de los permisos haya
provocado la abrupta caída.
Durante el debate del proyecto de ley que estableció un royalty minero, promulgado la
semana pasada, se acordó constituir una mesa técnica para adoptar medidas que puedan
reducir en un tercio el tiempo de tramitación de los permisos requeridos por los proyectos
de inversión minera. Y si bien la noticia es positiva, cabe precisar que aún quedan varias
aristas para solucionar el problema con una mirada 360.
En este contexto, y si bien como resultado se definirán en esta mesa medidas
presupuestarias, administrativas y legales para acelerar la tramitación de permisos en
proyectos mineros, la implementación de la permisología experta pareciera ser la llave
para echar a correr los proyectos sin tropiezos. Este concepto, que hace referencia a la
gestión de procesos o trámites, es uno de los grandes desafíos del país en materia minera.
Al menos varias empresas -públicas y privadas- hace un buen tiempo lo consideran.
La permisología es un área ancla en la ingeniería y juega un rol clave en las etapas
preliminares de un proyecto, incluso antes de su diseño. Esta gestión, bien trabajada,
permite cumplir de manera óptima con toda la cadena de ejecución; de hecho, sin una
gestión de permisos adecuada, los proyectos suelen atrasarse entre un 30 y 40% respecto
a la planificación original, algo que por supuesto no puede ocurrir; de por medio hay
costos en tiempo, trabajo y capital humano.
Pero, ¿qué toma en cuenta la gestión de permisos especializada? A grandes rasgos, las
características de las etapas tempranas de un proyecto: escenario geográfico, técnico,
comunitario y otros. Además, trabaja pensando en lo que quiere ver la autoridad para
aprobar. Por cierto: jamás olvida que la escucha y la interacción con los stakeholders es
fundamental.
En resumidas cuentas. Se debe entender que la forma en que se presenten los permisos
tiene que ser idónea y adecuada a la legislación vigente, y en los formatos que
corresponde. Una inversión siempre debe ser inteligente.

%d bloggers like this: