LAS POLICIAS COMO PILAR FUNDAMENTAL DEL CONTROL SOCIAL FORMAL DEL ESTADO.

La policía es una institución fundamental para mantener el orden y la seguridad en cualquier sociedad. Su papel como organismo de control social del estado implica la necesidad de garantizar el respeto a los derechos humanos de todos los ciudadanos, así como de cumplir con las leyes y el estado de derecho.

Sin embargo, en algunos países, la policía ha sido criticada por su comportamiento violento y abusivo, y por su falta de respeto hacia los derechos humanos. Esto ha generado una creciente preocupación en la sociedad acerca de la necesidad de reformar y mejorar el sistema policial para que cumpla con su deber de proteger y servir a la comunidad, de manera justa y respetuosa.

En el futuro una posible reforma policial debe ser vista como una oportunidad para mejorar la eficiencia, la transparencia y la responsabilidad de la policía. Se deben establecer medidas efectivas para garantizar el respeto a los derechos humanos, la formación adecuada de los agentes policiales, el control de la corrupción y la promoción de la ética profesional.

Por otra parte, la policía también debe ser capaz de actuar con fuerza y determinación ante los actos delictivos que ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos y el orden público. Para ello, es importante que la policía cuente con los recursos y el apoyo necesarios para llevar a cabo su trabajo de manera efectiva.

Es necesario que la sociedad en general comprenda la importancia de mantener una relación constructiva y colaborativa con la policía, ya que la cooperación y el respeto mutuo son fundamentales para lograr una convivencia pacífica y segura.

En conclusión, la policía es una institución vital para la protección y la seguridad de la comunidad, pero su rol como organismo de control social del estado debe ser ejercido con estricto respeto a los derechos humanos y al estado de derecho. La reforma policial debe ser vista como una oportunidad para mejorar la eficiencia y la transparencia de la policía, y para fortalecer la confianza y la colaboración entre la policía y la sociedad.

Patricio Meza García.

Administrador en Seguridad Pública y Experto en seguridad.