Fiestas Patrias, alcohol y medicamentos… ¿Adivine?

Paula Molina C.

Químico farmacéutico de Farmacias Ahumada

Una copa de vino tinto, un poco de chicha, un borgoña o un ponche helado y el infaltable terremoto. Estas son sólo algunas de las bebidas alcohólicas típicas de nuestras Fiestas Patrias y que suelen estar en la mesa de todos los chilenos durante septiembre. De hecho, un estudio realizado el año pasado sobre la caracterización del consumo de bebidas con alcohol durante esta época, indicaba que dos de cada tres chilenos creían que aumentaría el consumo de este tipo de bebestibles.

Desafortunadamente, y sin el ánimo de aguarles estas celebraciones, si una persona está consumiendo ciertos medicamentos, debe extremar sus cuidados a la hora de hacer el próximo ¡salud!

El alcohol es una droga depresora del sistema nervioso que puede afectar nuestra capacidad de respuesta, más aún si es utilizado junto con algunos medicamentos. Ambas sustancias son metabolizadas en nuestro hígado, por lo que al mezclarlas se genera una “competencia” entre ambas, lo que puede resultar en un aumento o disminución del efecto del medicamento, o incluso anular el efecto terapéutico de éste.

Por ejemplo, los antihistamínicos -ampliamente utilizados para tratar los síntomas de las alergias y presentes en medicamentos de venta libre para gripes o resfríos- combinados con el alcohol pueden producir somnolencia, letargo o mareos. Esto pasa también con algunos medicamentos utilizados para el tratamiento de la epilepsia, la depresión, relajantes musculares o algunos utilizados para trastornos del sueño y la ansiedad (como las benzodiacepinas), ya que sus efectos pueden verse aumentados.

En el caso de los antiinflamatorios como el ibuprofeno (especialmente los ANIEs), pueden producir molestias gástricas y, cuando su consumo ha sido prolongado, podrían causar úlceras o hemorragias, al igual que la mezcla de alcohol con fármacos anticoagulantes. Por último, algunos antibióticos también están en esta lista, por lo que siempre se debe consultar con el médico cuando se los prescriba. El médico tratante o el químico farmacéutico siempre podrán indicarle si debe tener alguna precaución por el o los medicamentos que está consumiendo, con el fin de evitar un posible efecto secundario o reacción adversa.

Sin embargo, los riesgos y reacciones también dependerán de otros factores como el sexo, la edad y condiciones de base. De acuerdo a esto, los pacientes de mayor cuidado son las personas de edad avanzada, algunos enfermos crónicos y aquellos que presentan problemas al hígado. Por esto, es importante tomar conciencia de los riesgos que pueden significar estas mezclas. De todas maneras, este es uno de los combinados que no le recomendamos en estas fiestas.