“EL SAQUEO Y DESTRUCCIÓN DE LOS SITIOS HISTÓRICOS MILITARES EN TARAPACÁ”

Alejandro Aguirre San Martin. 

Ingeniero y Escritor.

El articulo 1 del Título primero de la ley 17288 indica que son monumentos nacionales y quedan bajo la tuición y protección del Estado, los lugares, ruinas, construcciones u objetos de carácter histórico o artístico; Su tuición y protección se ejercerá por medio del Consejo de Monumentos Nacionales, en la forma que determina la presente ley. 

En nuestra región los Sitios históricos militares están siendo depredados, vulnerados, saqueados y destruidos con total impunidad. Sin que absolutamente ninguna autoridad haga nada. Estos lugares son patrimonio histórico y arqueológico de nuestra región, en él se llevaron a cabo acciones bélicas que decidieron en destino de nuestra Patria, como también en el descansan en silencio y abandonados, aquellos bravos soldados chilenos que dieron su vida en defensa de nuestra bandera. 

Sitios como Pisagua, Dolores, Tarapacá y Pampa Germania han sido depredados por saqueadores chilenos y extranjeros quienes extraen ilegalmente elementos balísticos y arqueológicos para ser vendidos en el comercio ilegal, otros por su parte publican en redes sociales como Facebook sus hallazgos con total impunidad, al parecer a la justicia no le interesa perseguir estos graves delitos e ilícitos.  

El daño y el detrimento producido por el saqueo de inescrupulosos a los sitios arqueológicos militares de Chile es irreparable y es una afectación directa al patrimonio cultural e histórico de nuestro país. Tumbas de soldados saqueadas en busca de botones bayonetas y uniformes se ha convertido en un lucrativo negocio. 

En nuestra región existen aproximadamente 12 sitios históricos de carácter militar y ninguno ha sido salvaguardado ni protegido por el Estado de Chile y en más de 130 años, no han sido Declarados formalmente por las Autoridades como lugares protegidos y delimitados adecuadamente, lo que junto a la discriminación que se ejerce contra la historia militar chilena, solo ha provocado que nuestros campos de batallas sean impunemente destruidos, sin que a nadie le importe, muchos chilenos dieron sus vidas por la Patria y yacen eternamente en el desierto enterrados en alguna fosa común, que de seguro ya fue saqueada por peruanos o chilenos que recorren la pampa. 

Los sitios históricos de nuestra región deben ser cuidados, protegidos y respetados por todos los chilenos, en ellos descansan aquellos valientes soldados que nos legaron con su esfuerzo el poder vivir en esta hermosa tierra. 

Honor y gloria a los Bravos soldados chilenos que dieron su vida por la Patria. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *