Senador Insulza: Vivir sin miedo es un derecho absolutamente elemental y a eso debemos apuntar

Una triste cifra es la que conocimos en los últimos días para nuestra región, 17 homicidios en lo que va del año es algo que no habíamos visto nunca. El senador por Arica y Parinacota, José Miguel Insulza subrayó la importancia de adoptar un plan nacional para combatir la delincuencia: “si bien es cierto que se ha aumentado la dotación de carabineros, el problema no es tan solo debido a la poca vigilancia, sino que más bien responde a la cantidad de armas en circulación que tenemos en nuestros barrios, lo que es una muy mala señal para el futuro”.

El parlamentario recalcó en que “Es obligación del Estado el proteger a las personas, tenemos que acostumbrarnos a ver temas de seguridad pública con la misma importancia que vemos temas en educación, salud, vivienda o transporte; debe ser tratado como un servicio público a la comunidad”.

Bandas Criminales e Inteligencia Policial

“Los principales factores para que tengamos esta alza en la percepción de inseguridad son la violencia desatada y las incivilidades”. El legislador socialista mencionó que “los que más se repiten son la venta de drogas en los barrios, balaceras, robos y asaltos en la vía pública, vandalismo, presencia de pandillas, peleas callejeras con armas. La percepción ya no es lejana sino parte de la propia experiencia. Sería un error subestimarla: vivir sin miedo es un derecho absolutamente elemental”.

En este sentido, el senador Insulza apuntó a que “debemos enfrentar el problema clave que es la cantidad de armas que hay en nuestras ciudades; se sabe bastante de los cargamentos de drogas y los grupos organizados, pero de donde salen y cómo ingresa al país la cantidad de armas que se descubre es una falencia brutal en nuestra inteligencia. Yo tengo todo tipo de versiones: que el 80% son transferidas desde el mundo legal, que entran camiones de armas por la frontera, incluso que se mandan por courrier las pistolas; hoy día se ve la cantidad de armas de repetición que tienen los delincuentes, que tienen mejores armas que los carabineros, y eso no era previsible hace 20 años atrás”.

Respecto a la labor de las policías el parlamentario sostuvo que, “debemos reformar y reempoderar, la policía no tiene las capacidades suficientes para poder enfrentar esto bien, pero reformar a Carabineros no se trata de discutir si deben o no llevar uniforme, se trata de dotar de mayor inteligencia con mayores recursos, y de quitarle tareas que no tienen nada que ver con la seguridad pública, apuntamos que desbaratar y terminar con las bandas criminales junto con su poder de fuego, se requieren respuestas rápidas para erradicarla. Porque queremos que, como antes, nuestra gente y nuestras visitas sigan circulando por Arica sin temor”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.