UNAP homenajeó a académico ejecutado por la dictadura

Como parte de las actividades de conmemoración y reflexión que realizan las
universidades en el contexto de los 50 años del Golpe de Estado, la
Universidad Arturo Prat (UNAP) efectuó un acto de memoria histórica que
consistió en un homenaje en recuerdo del profesor Humberto Lizardi Flores,
exdirigente estudiantil y académico de la Universidad de Chile, sede Iquique
(antecesora de la UNAP), quien a los 26 años de edad fue detenido el 11 de
septiembre de 1973. Luego fue ejecutado por la dictadura militar en octubre de
ese año, en el campo de concentración de Pisagua. 
En la ceremonia, presidida por el rector de la UNAP, Alberto Martínez
Quezada, junto a su equipo directivo, se descubrió una placa grabada con el
nombre de Humberto Lizardi, instalada junto a su fotografía al interior del
principal salón de reuniones en el edificio de Rectoría, lugar que fue
remodelado recientemente.  
En el acto estuvo presente Glen Lizardi Flores, hermano del profesor
homenajeado, así como también familiares de ejecutados políticos y detenidos
desaparecidos de Iquique y Pisagua. 
En la etapa inicial de la actividad, se exhibió un video con el testimonio de
Baldramina Flores Urquieta, la madre de Humberto Lizardi, donde ella relató que,
tras enterarse de la detención de su hijo y dónde éste estaba, logró divisarlo a
lo lejos al interior del Regimiento de Telecomunicaciones de Iquique, siendo
esa la última vez que lo vio con vida.
“Primero lo buscaron en una lista y estaba ahí. Después nos fuimos a una
puerta que había lateral, cerca del cementerio, había una cancha de fútbol y
ahí estaba, sentado en el suelo con una manta negra. Conté más o menos
unas 40 personas y todas las galerías con los soldados con las armas
apuntándolos (…) Ahí lo reconocí a él. Y se quedó en cuclillas. Pero él no miró
donde yo estaba. No me vio. Yo sí lo divisé. Y esa fue la última vez que lo vi”,
contó la madre entre lágrimas, durante el video que se presentó como parte de
la ceremonia universitaria de memoria histórica.
En el registro audiovisual, también recordó cuando se enteró del hallazgo de la
fosa clandestina en el Cementerio de Pisagua, en junio de 1990. Lugar donde
los prisioneros de la dictadura militar fueron fusilados y sus cuerpos ocultados
bajo tierra en el área norponiente de ese lugar. Ahí fue hallado el cadáver de su
hijo, el profesor Humberto Lizardi.

“Todos esos años lo buscaba por muerto, pero también tenía en mi corazón la
esperanza que pudiera estar vivo, que se hubiera salvado. Pero al encontrarlo,
ya se terminó esa esperanza. Y la esperanza o la alegría de tenerlo ahí, de ir a
dejarle unas florcitas. De saber que está su cuerpo ahí. Toda la vida, toda la
vida voy a morir llorando por él”, dijo Baldramina Flores durante la entrevista,
antes de fallecer el 29 de septiembre de 2021, a los 96 años de edad.
El rector de la UNAP, Alberto Martínez, destacó el significado y relevancia de la
ceremonia. “Creemos que debemos rendir homenaje y recordar para mantener
presentes en nuestra memoria, a todas y todos quienes a lo largo del territorio
nacional y en particular en Tarapacá, fueron víctimas de las violaciones de
Derechos Humanos, así como también a muchas y muchos que vieron
truncados sus sueños de un futuro mejor. Algunas de esas víctimas y también
familiares, han pertenecido y pertenecen actualmente a nuestra comunidad
universitaria”, dijo el rector.
“Entre las víctimas de ese capítulo negro de nuestra historia, hubo uno de
nuestros docentes, en lo que fue el Centro Iquique de la Universidad Chile: el
profesor Humberto Lizardi Flores, cuyo nombre está grabado en éste, nuestro
principal salón del edificio de Rectoría, por decisión adoptada por este equipo
rectoral, homenajeándolo a él y a todas las víctimas de la crueldad y la
barbarie. Porque entendemos que tenemos la obligación de educar a las
nuevas generaciones, con esta parte de nuestra historia, que se ha intentado
invisibilizar y hasta negar. Estamos impulsados por la premisa de que, sólo
conociendo completamente el pasado, podemos construir un futuro”, expresó la
máxima autoridad académica de la UNAP. 
Glen Lizardi Flores agradeció el acto en recuerdo de su hermano, quien por
pensar distinto fue fusilado por la dictadura militar.   “Reiterar los
agradecimientos por este tremendo, bello gesto. Que yo espero que ante este
negacionismo que crece en el país, en algunos sectores, hechos como estos
tiendan a lapidarlos definitivamente. Tenemos que hacer memoria, tenemos
que evitar efectivamente que esto se pierda en el tiempo, a propósito de
quienes niegan hechos consumados. Nadie podría negar la Fosa de Pisagua y
las personas que se encontraron ahí. No me queda más que agradecer rector a
nombre de nuestros nietos, de nuestros hijos, pues son la generación futura
que van a llevar también este legado, no como una carga de odio y de
malestar, sino que como una carga histórica que nos ha tocado llevar y que
tenemos el deber ético y moral de traspasar a las futras generaciones, para
que efectivamente, nunca más en Chile suceda algo de ese tipo”, dijo Lizardi.