¿Por qué cientos de católicos escalan hasta la cumbre del Cerro La Cruz en Semana Santa?

Más de un millar de hombres, mujeres y niños participaron en la peregrinación para recordar la Vida, Pasión y Muerte de Jesucristo, Hijo de Dios y de María.

Chilenos, bolivianos, peruanos, venezolano y migrantes de otras latitudes, decidieron escalar hasta la cumbre del Cerro Esmeralda ubicada a quinientos metros sobre el nivel del mar.

Nuestro reportero gráfico, Daniel Troncoso, realizó el ascenso hasta la cumbre del Cerro Esmeralda, para perpetuar con su cámara fotográfica, el ritual del año 2022

Desde el sector de la Rotonda al Pampino y de gran parte de la ciudad, se podía observar durante la mañana del viernes una larga columna de personas que, venciendo el cansancio y la sed, ascendían rumbo a la cumbre.

En el trayecto, en las estaciones del Vía Crucis, los peregrinos se detenían un momento para elevar una oración por el sacrificio del Hijo de Dios.

VOLUNTARIOS

Voluntarios ubicados en cada parada ayudaban a los devotos y les tendían la mano para ayudarlos en el agotador sacrificio.

Pero no se puede dejar de señalar que si bien más de mil persones realizan el escalamiento al Cerro Esmeralda para llegar hasta la Cruz, son muchas las personas, especialmente jóvenes, lo hacen por aventura, por deporte, zigzagueando por un sendero que se formó por el transitar de los devotos durante el Viernes Santo de cada año.

“Nosotros, desde años que hemos venido en familiar para participar en esta peregrinación. No debemos olvidar que el Hijo de Dios, entregó su vida por nosotros. Jesús Murió crucificado en una cruz y es por eso que el mundo cristiano le ofrece este y otros sacrificios durante la Semana Santa”, dijo la boliviana Elvira Zenteno que participó junto a su familia.

MANDA

Cabe recordar que muchos cristianos se suman a esta peregrinación anual, para cumplir alguna manda, ofreciendo en sacrificio, el agotador escalamiento.

“Creemos que esta ofrenda es lo menos que podemos entregar en agradecimiento a Jesucristo, en esta fecha que se recuerda, su Vida, Pasión y Muerte del Hijo de María. Estamos muy agradecidos por todos los favores concedidos y es por eso que estamos aquí, participando”, apuntó Florencia Ticuna, de Alto Hospicio.

Por su parte, una joven de 17 años de edad de nombre Ailín Guerrero, dijo que su participación en esta ceremonia voluntaria tiene un gran significado para porque su sacrificio es para pedir por la salud de un familiar. “Yo, como muchos creyentes tenemos la absoluta fe de orar y ofrendar acciones para pedir a Dios que se mejore mi mamita”.

Algunas personas suben al cerro, portando el Santo Rosario y elevando sus plegarias también por la paz mundial, el término de la guerra y el fin de la pandemia.

No podemos dejar de reconocer en esta jornada a los voluntarios de la Defensa Civil el estar presentes una vez más  para asistir a los peregrinos que presenten algún problema de salud.

El intenso calor, la sed, la agotadora caminata para llegar hasta el altar del Cerro La Cruz, no fueron impedimento para que cientos de peregrinos de diferentes nacionalidades realizaran el sacrificado desafío para cumplir alguna promesa.

Hasta el próximo año… si Dios así lo quiere.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.