“Nuestro gran reto hoy es combatir con éxito el crimen organizado”

En el día en que la Policía de Investigaciones conmemora 89 años de vida, el Jefe de la PDI Tarapacá conversó en exclusiva con El Longino. En una conversación franca –bajo el marco de una institución que cuenta con la más alta valoración de la ciudadanía– el prefecto Cristian Lobos puso en perspectiva ese reconocimiento público y reconoce el desafío de encarar el crimen organizado a nivel transfronterizo.

Isabel Frías

Periodista U.C.

Durante todo lo que va corrido del mes de junio, la Policía de Investigación ha venido realizando diversas actividades adicionales a sus funciones habituales y orientadas a vincularse con los diferentes estamentos de nuestra comunidad. Todo ello, bajo el marco de cumplirse hoy el Aniversario N°89 de la institución con la más alta valoración y prestigio a los ojos de una ciudadanía.

Sin  embargo, el apoyo de esas personas es particularmente simbólico en la región de Tarapacá, la misma que lidera el prefecto Cristian Lobos Lara (31 años de servicio) con particular orgullo por la historia de la PDI a nivel nacional, pero además por los momentos desafiantes que viven todos los agentes de la justicia en la Macrozona Norte en el combate a la delincuencia y el crimen organizado: “Por supuesto que nosotros –como equipo y como institución– nos llena de satisfacción el respaldo de la gente porque es un reconocimiento a nuestra labor científica y profesional en la investigación policial”, afirma el Jefe de la Región Policial PDI Tarapacá.

0188 jenapers retrato a com sussi iturriaga equipo de trabajo intranet opinion 12-05-2021 ecs

Los recientes estudios de opinión que sitúan el prestigio de la PDI en el primer lugar, pero ¿con quiénes o qué validan esos estándares de la gestión policial?

Nuestras referencias son locales, pero tenemos referencias al más alto nivel internacional porque la PDI se vincula de muchas maneras en el trabajo de países más avanzados, que cuentan con una trayectoria aún más amplia que la nuestra y es con estas naciones con las cuales comparamos nuestros procedimientos.

¿Y cómo se evalúan los procedimientos que aplica la institución actualmente?

Todos nuestros procedimientos se ajustan a un estándar internacional y, por tanto, eso nos da una gran validación como grupo humano y profesional. Ahora, respecto del uso de la tecnología y otros elementos con los cuales contamos para el apoyo de nuestras investigaciones, tenemos Laboratorios de Criminalística a nivel Central y Regional que están a la vanguardia en materia forense.

Entendemos que PDI Iquique cuenta con esa misma acreditación que el nivel Central.

Así es, en efecto. Acá, en Tarapacá tenemos un Laboratorio que está muy potenciado en muchos y variados aspectos, pero puedo destacar que su Sección de Bioquímica y Biología Molecular es un referente y desde Iquique se determina el perfil genético de ADN en todas las muestras biológicas que se levantan del sitio del suceso, otorgando cobertura a las muestras que se originan desde Arica a Atacama.

¿Por qué destaca esta arista “científica” en la búsqueda de la verdad judicial?

Le agradezco esta pregunta en un día como hoy, porque lo que deseo transmitir a la ciudadanía y a sus lectores es que, si bien hoy celebramos nuestro Aniversario N°89, somos una institución de la República que formalmente nace el año 1933 y posee una trayectoria cuyos orígenes surgen en 1864 con la creación de la Policía Secreta de la Municipalidad de Valparaíso donde se forma un cuerpo policial para investigar hechos constitutivos de delito, que operaba sin uniforme para mayor efectividad. No obstante, el criterio científico se ha aplicado desde 1935 y se ha mantenido como una tendencia constante desde entonces y hasta hoy.

Organismos como el Ministerio Público afirman que en nuestra región existe una Base de Datos digital enorme y que aún no somos capaces de procesar, por la magnitud. ¿Cómo ve esa brecha?

Evidentemente que la tecnología avanza a pasos agigantados y, yendo a los más básico, si usted usa un computador de un año de antigüedad ya tiene una “tecnología obsoleta” respecto de lo que está vigente. Por lo tanto, nosotros estamos muy preocupados de la renovación de los equipos, aunque es un tema complejo porque esa renovación material nunca será tan rápida como quisiéramos, debido a la gestión administrativa que involucra, entre otros.

Desde luego, contamos con un equipamiento de última generación y pongo como ejemplo los drones o equipos que nos permiten trabajar eficazmente en completa oscuridad de la noche, sofisticados visores nocturnos; se trata de apoyos espectaculares, pero que demandan ser renovados permanentemente. Lo importante es que, en la PDI, toda adquisición de estas herramientas técnicas siempre va asociada con la capacitación del personal que va utilizar esa tecnología.

Desde fuera, llama la atención que PDI ha logrado internalizar tres temas culturales de gran espesor como son los Derechos Humanos, la paridad de género y la vinculación comunitaria.

Eso es cierto y debo precisar que el respeto a los DD.HH. es un pilar fundamental y que en la PDI 2022 tenemos un 30% de dotación femenina, pero la paridad de género data de 1934, cuando ingresaron las primeras 2 mujeres a nuestra institución.

Por ello, puedo enfatizar que en las actividades que hemos desarrollado con la comunidad aspiramos a que las personas conozcan la labor apunta a contribuir a dar seguridad y tranquilidad de la población: Los antecedentes que nosotros establecemos científicamente los colocamos a disposición del Ministerio Público, éste realiza las acusaciones que correspondan y los tribunales finalmente son los encargados de establecer la verdad jurídica. Es una cadena integral que actúa de acuerdo a un marco legal que nos regula a todos.

Habiendo consenso en los indicadores de delitos en Tarapacá, ¿cuáles son los retos que se desprenden de un diagnóstico crudo, pero que es compartido por todos los estamentos?

No hay dos visiones al respecto y sin duda que el gran reto o desafío en Tarapacá es el crimen organizado y transnacional, porque sabemos que por nuestra condición geográfica –de contar con casi 500 kilómetros de frontera terrestre– y la amenaza permanente de las fronteras marítimas.

Allí hay un trabajo coordinado que se hace con otras instituciones como la policía marítima, Aduana o la Armada.

A lo anterior debemos sumar una gran actividad comercial internacional, con un flujo de mercancía de distinta índole, además de magnitudes importantes de desplazamientos desde y hacia diferentes países con los cuales compartimos fronteras, todas muy vulnerables.

En este contexto se abren múltiples escenarios para que se cometan más y nuevos delitos, con una organización y recursos que ameritan una respuesta como país por lo que a la PDI está redoblando sus esfuerzos para encarar nuestro gran reto es combatir con éxito el crimen organizado”.

Fotografía: Marlis Kopp.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *