Jueza de Familia se constituyó en el albergue de Lobito para conocer situación de migrantes

Una visita para conocer y evaluar la infraestructura desplegada en el dispositivo transitorio diurno nocturno que se ha habilitado en el sector de Lobito para personas migrantes, realizó la jueza titular del Juzgado de Familia de Iquique, María Olga Troncoso, luego del ingreso de 20 medidas de protección en favor de 20 niños, niñas y adolescentes que pernoctan en el lugar.

“Me he constituido en el dispositivo transitorio de la Delegación Presidencial Regional en la zona de Lobito, en conjunto con Carabineros, debido a que la semana pasada el tribunal recepcionó medidas de protección en favor de 20 niños migrantes en situación irregular que se encontraban en este espacio de acogida”, indicó la magistrada.

Añadió además que en reuniones previas pudo advertir la existencia de algunas falencias, relacionadas con el traslado de las personas, y la alimentación y servicios prestados a los niños, niñas y adolescentes.

“En esta visita pudimos corroborar que estas falencias pudieron ser revertidas. En la actualidad se está proporcionando alimentación durante todo el día a los niños, mantienen además baños diferenciados, carpas familiares que le permiten pernoctar, mantienen duchas con agua caliente. Además desde esta semana ha comenzado a prestar apoyo la Cruz Roja”, informó.

La magistrada Troncoso recalcó que aún persisten algunas deficiencias “como fomentar aún más la evaluación médica de las personas, sobre todo de los adultos mayores y las mujeres gestantes, así como adoptar medidas preventivas con redes institucionales de la protección de la infancia y de violencia contra la mujer”.

Por ello, indicó que los próximos desafíos son planificar una coordinación, a fin de fortalecer las prestaciones que se otorgan en este espacio, conjuntamente con todas las instituciones que prestan apoyo y protección a la infancia y adolescencia. “El rol del tribunal va a seguir siendo, como ha sido hasta el momento, tanto la prevención como el monitoreo de las prestaciones que se otorgan a los niños migrantes en situación irregular, la satisfacción de sus necesidades básicas, la restitución familiar y el restablecimiento de sus derechos vulnerados”, expresó.

Durante la jornada, la jueza del Juzgado de Familia de Iquique estuvo acompañada del coronel Andrés Arenas, prefecto de la Prefectura Iquique, quien indicó que esta visita tiene como finalidad ver cómo se encuentran los niños, niñas y adolescentes. “Hemos recibido instrucciones de ella (magistrada Troncoso) sobre el cuidado que debemos tener al denunciar las situaciones de vulnerabilidad que se presentan, como también hacer presente esta denuncia a las personas que se encuentran embarazadas, para proteger a aquel niño que está por nacer”.

“La coordinación que se ha hecho con este lugar, ha sido mantener una vigilancia especial por parte de Carabineros del Retén Chanavayita, como así mismo personal de la Cuarta Comisaría de Cavancha orientado a mantener este canal, este flujo de comunicación, para que no solamente los extranjeros que se encuentran acá, sino también a los niños, y por qué no decirlo los trabajadores, no se sientan desprotegidos y desvalidos”.

Wilson Duyvestein, encargado del Departamento de Coordinación y Gestión Territorial de la Delegación Regional de Tarapacá, detalló que en el dispositivo –al cual se ingresa en forma voluntaria- se encuentran en este momento 140 personas, siendo 24 de ellas niños, niñas y adolescentes, y un lactante, quienes reciben alimentación, snack y agua embotellada mientras pernoctan en el lugar.

María Birla, quien llegó hace 8 días al campamento junto a su esposo y tres hijas provenientes de Maracaibo, conversó con la magistrada, agradeciendo el apoyo recibido por las autoridades locales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.