Investigador UNAP descubre nueva  especie endémica de araña en Tarapacá 

El ejemplar aún no tiene un nombre científico, y por mientras ha sido nombrada cariñosamente por los investigadores como araña “Lara”. 

 

Las arañas tienen gran importancia en el ecosistema, y si bien a menudo son temidas y odiadas, desempeñan un papel crucial en el equilibrio de nuestra naturaleza. Así lo explica el Dr. Andrés Taucare, biólogo, investigador y académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Arturo Prat (UNAP), quien ha descubierto una nueva especie de arácnido en la Región de Tarapacá. 

“Más de 800 especies de arañas existen en Chile, y en Tarapacá hay aproximadamente 25 de las cuales unas cinco son de la región y el resto corresponden a especies exóticas internadas desde otros lugares. Y aunque para algunos pareciera que esta es una gran cantidad, la verdad es que muchas de ellas tienen una escasa progenie, por lo que en el caso de las arañas pollito están consideradas en la Ley de Caza bajo la categoría de En Peligro Crítico, ya que durante mucho tiempo fueron extraídas de su hábitat y utilizadas como mascotas”, explicó el científico. 

TERRITORIO DESCONOCIDO  

En ese contexto, el descubrimiento de la presencia de una araña del tipo “pollito” y endémica en la región de Tarapacá, por parte del Dr. Andrés Taucare refleja lo vasto y desconocido que es aún este territorio. 

“Esta araña corresponde a una araña del género Euathlus, que es una araña pollito de pequeño tamaño endémica de la región. Es decir, esta especie habita solo en este ámbito geográfico y, por lo tanto, sus poblaciones son reducidas. Sin embargo, aun así, son claves para los ecosistemas y se transforman en un termómetro a la hora de medir el estado de salud de un territorio”, señaló. 

Afirmó que el primer atisbo de esta especie lo tuvo por su tesis en el año 2011 y 2012, donde solo tuvo contacto con un ejemplar juvenil que no se podía identificar ya que no estaba completo el desarrollo de sus órganos sexuales. Siguió por ello trabajando en su tesis y posteriormente, estudiando su doctorado, dejando de lado posibles investigaciones de este tipo de arácnido, pero sabiendo que estaba presente en Tarapacá. 

“Luego al inicio de este año 2023 mis compañeros de la carrera y también de Huayquique, que trabajan en el sector altiplánico, me pusieron nuevamente en el tema al enviarme fotos de especímenes adultos, y surgió la chance de colectar uno de ellos y comenzar a determinar algunas de sus características”, detalló. 

ROL ECOLÓGICO 

El especialista afirmó que las arañas de este género poseen un veneno que no es mortal, y que a lo sumo puede provocar picazón. “Si bien este tipo de arañas generalmente son inofensivas, es importante destacar que tienen en la zona del abdomen una marca de setas urticantes, que, al tocar la piel, ojos o cualquier parte del cuerpo, puede provocar una fuerte reacción irritante; pero nada de gravedad”, señaló. 

Aclaró que este arácnido de patas largas y cuerpo cubierto de pelos cumple un rol ecológico importante, al controlar algunas plagas, ser depredadora de insectos y a la vez ser presa de otras especies como los zorros. 

Añadió que gracias a la observación se ha descubierto el primer registro de este género de arañas para la Región de Tarapacá.  

“Es curioso, pero es muy probable que por su modo de vida casi pase inadvertida, ya que es nocturna y su hábitat está relacionado con las rocas, bajo ellas o en las raíces de las plantas, ubicándose en el altiplano, por lo que es difícil que entre en contacto con las personas”, aseguró. 

Asimismo, dijo que la especie es nueva para la ciencia y no había sido detectada en la zona por ningún especialista. “Por ello nuestro trabajo será describirla, darle un nombre y continuar con otros estudios que nos permitan establecer sus características. Por ejemplo, su distribución y abundancia en la región. Con ese propósito lo primero es colectar ejemplares, ojalá machos, ya que estos son claves en la descripción de nuevas especies. En ese marco, ya tenemos los permisos correspondientes del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para sacar algunos especímenes, y estudiarlos, ya que debemos hacer un análisis morfológico de los genitales, específicamente del macho, que tiene más diferencias a nivel interespecífico y sirve para identificar a las especies”, explicó.  

Esta especie de araña pollito mide de 5 a 6 centímetros y está adaptada a ambientes desérticos de altura (no se encuentra en la costa), se alimenta de pequeños vertebrados y de pequeños insectos. 

INVESTIGADOR  

Pero este hallazgo no fue al azar, ya que su descubridor cuenta con una amplia trayectoria en estudios, publicaciones y reconocimientos en torno a los artrópodos. 

Andrés Taucare, es iquiqueño, titulado de la carrera de Biología en la Universidad Arturo Prat, doctor en Ecología y Biología Evolutiva en la Universidad de Chile. Con sus estudios ha fomentado el conocimiento de este tipo de especies en la Región de Tarapacá.  

Su amor por la ciencia, lo llevó desde muy pequeño a desear investigar, por lo que ingresó a estudiar Biología donde estaría cerca de su familia y amigos. 

” Siempre me gustaron los artrópodos, aunque mis papás querían que ingresara a medicina, pero a medida que estudiaba las arañas, me fascinó aún más el tema, y me di cuenta de que eran especies poco comprendidas y estudiadas, con una gran cantidad de efectos positivos para el hombre y su hábitat”, señaló. 

Hoy este investigador distinguido por la Revista Sábado de El Mercurio de Santiago, como uno de los “100 Líderes Jóvenes Chilenos” en el año 2013, cuenta en la actualidad con un total de 40 artículos y entre sus logros están haber descrito en el pasado nuevas especies de arañas de rincón y el estudio del veneno de la araña sicario, también presentes en estos ambientes desérticos. 

Si bien ser científico muchas veces es una tarea difícil, el especialista frente a quienes consideran esta tarea como imposible o poco práctica, manifiesta: “lo importante es cumplir tus sueños y hacer lo que te gusta. Hoy soy científico, estoy muy satisfecho con lo que hago y, además, estoy formando a nuevas generaciones que también aprenderán a amar el mundo de la ciencia y la investigación“. 

%d bloggers like this: