Inician programa de educación patrimonial en Pozo Almonte

“Los geoglifos se viven” es una iniciativa de Fundación Geoglifos de Tarapacá y comprende la realización de un modelo de aprendizaje didáctico. Con una programación enfocada en el arte rupestre de Tarapacá, énfasis en los geoglifos de Pintados, iniciaron el ciclo de talleres orientados a estudiantes de la comuna de Pozo Almonte, a través de un convenio suscrito entre la Fundación Geoglifos de Tarapacá (FGT) y la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Pozo Almonte (Cormudespa), con el auspicio de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi. Para este año, el programa que ejecuta la fundación está dirigido a niñas y niños de edad prescolar y enseñanza básica. El proyecto busca entregar conocimientos y valores asociados al patrimonio cultural de los geoglifos de Tarapacá y consiste en un recorrido por estaciones con actividades y juegos didácticos, profundizando temas como el tránsito de las caravanas, técnicas constructivas, materiales de los geoglifos, diseños de este arte rupestre, paisaje cultural y medio ambiente, entre otros. Sobre este último punto, cabe destacar que el taller fue diseñado con un enfoque sostenible, definiendo que la mayor parte de los productos utilizados fueron reciclados, o bien son orgánicos (telas naturales). DESTACAN LA INICIATIVA Alberto Martínez Quezada, rector de la UNAP en su calidad de presidente de la Fundación, señaló que es importante que iniciativas como estas se realicen en forma permanente, “la educación es una herramienta transformadora en toda sociedad, y en la región de Tarapacá, donde convivimos con distintos tipos de patrimonios, nuestra mirada como universidad es contribuir en iniciativas que potencien todas las áreas, desde un desarrollo sostenible que nos lleve a la protección de los bienes y sitios patrimoniales”. José Barraza Llerena, director regional de Patrimonio Cultural, sostuvo que este programa “es una valiosa iniciativa que permitirá acercar a las y los niños con la historia del lugar que habitan y de esta manera identificar el patrimonio que hay en su región, por lo tanto, es una invitación para que reconozcan su patrimonio y nos colaboren en su protección. La educación es fundamental para la conservación del arte rupestre de la región de Tarapacá y toma mayor relevancia cuando nace desde los territorios”. Por su parte, el alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy Aguirre, expresó que les interesó el programa desde un primer momento, “porque vincula las escuelas de la comuna con un elemento tan significativo y que está presente en nuestro territorio, como son los geoglifos de Pintados. No cabe duda que es una iniciativa que fomenta el interés y cuidado del arte rupestre local”. Finalmente, la directora ejecutiva de Fundación Geoglifos de Tarapacá, Wendoline Yáñez, manifestó que “estamos muy felices de poder llegar con esta iniciativa a más niños y niñas de la región, para que conozcan de una manera más cercana y didáctica el patrimonio local asociado a los geoglifos a través del arraigo, sentido de pertenencia y el reconocimiento al invaluable legado cultural que nos han dejado nuestros antepasados”, puntualizó. El programa educativo que se realiza en Pozo Almonte finaliza en el noviembre del presente año, en tanto Fundación Geoglifos de Tarapacá se ha planteado integrar a nuevos establecimientos educacionales, ampliando el número de comunidades educativas beneficiadas.