Impactante recreación de una sala de tortura en el Museo Regional

Un impacto tremendo, emociones y lágrimas, provocó la exposición «Memoria viva sobre la
política del terror en Chile. 1973-1990, que, dentro de su circuito de recorrido, contempla la
recreación de una sala de tortura, como muchas de las que se repitieron a lo largo de Chile,
durante la dictadura.
La muestra, organizada por el Museo Regional de Iquique y el Centro Cultural “Flora
Sanhueza”, se mantendrá abierta hasta noviembre, para que el público tenga el tiempo de
asistir. Ésta se despliega a través varios espacios, siendo el más impactante el de la sala de
tortura.
El recorrido se inicia con un espacio dedicado a la Unidad Popular, con afiches dedicados a los
niños, resaltando una de las 40 medidas, referida a la entrega de un litro de leche a cada niños
chileno.
Siguiendo el circuito, hay un espacio que refleja el golpe militar con el bombardeo de La
Moneda y las detenciones que se produjeron, buscando exterminar a los partidos de izquierda.
Como algo que es inentendible e injustificable, se muestra la quema de libros, hecho que se
reprodujo también, en todo el país.
En otro espacio están las imágenes de los ejecutados políticos y detenidos desaparecidos en
Tarapacá, principalmente Pisagua e Iquique. Además, con imágenes de buena calidad, del
hallazgo de la fosa clandestina de Pisagua y otros episodios.
En una pequeña sala, se proyecta un video con el testimonio de Héctor Pavelic, ex preso
político en Pisagua y de su esposa, Hugette Bolívar, hija del conocido dirigente de los
profesores, de la CUT y exconcejal por Iquique, don Hugo Bolívar, que también estuvo
prisionero en Pisagua.
En el video Hugette relató los difíciles días que vivió la familia y comenta que estuvo detenida
5 días en un recinto militar en Iquique.
INAUGURACIÓN
En un ambiente de gran recogimiento, se inauguró la muestra, cuya ceremonia fue conducida
por el Director del Museo Regional, Luis Pérez. Luego, intervino el Secretario general de la
Cormudesi, Víctor Guerrero, quien reiteró el compromiso por abrir espacios a la memoria.
La autoridad recordó que el golpe de estado le sorprendió cuando era un joven de 20 años,
marcando su vida.

En la ceremonia participaron los dirigente de la Agrupación de Ejecutados Políticos y Detenidos
Desaparecidos de Iquique y Pisagua, que preside Héctor Marín; además de ex presos políticos
y personas vinculadas a la temática de los DDHH.
Las palabras centrales las entregó Héctor Pavelic, quien contó su propia historia y la lucha que
ha dado y que hoy se encuentra en la fase final en la justicia, para que su madre Flora
Sanhueza -que da el nombre al Centro Cultural-, sea reconocida como una víctima de la
dictadura.
En su crudo relato señaló que su madre fue violada en su presencia, en Pisagua y que él fue
objeto de la misma aberración. “Lo mismo que le hicieron a ella, me lo hicieron a mí… Hay
muchos compañeros que tienen temor de decir lo que les pasó, en ese sentido somos un poco
negacionistas nosotros mismos con nuestra historia… Y no puede ser; debemos afrontarla,
debemos decirla y debemos terminar contando todo lo que hemos vivido”.

%d bloggers like this: