Fiscalía obtiene condena de presidio perpetuo para sujeto que dio muerte a joven paramédico

Luego de que la Fiscalía presentara su prueba en el juicio oral, el tribunal
resolvió condenar a la pena de presidio perpetuo simple por el delito de robo
con homicidio, al acusado que disparó y dio muerte al joven paramédico
Sebastián Zúñiga Zúñiga, en la madrugada del 24 de enero del año 2023, en la
comuna de Alto Hospicio. Los otros tres acusados por la Fiscalía fueron
condenados a las penas de 10 años de presidio por el delito de robo con
violencia.
“Hoy el tribunal oral condenó al acusado Alex Vicuña como autor del delito de
robo con homicidio a una pena de presidio perpetuo simple, mientras que sus
acompañantes fueron condenados por el delito de robo con violencia a la pena
de 10 años. Esto en relación a la muerte de un joven paramédico ocurrida en
enero del año recién pasado, oportunidad en que éste se encontraba
compartiendo con una amiga, siendo asaltados y posteriormente, se le dio un
disparo que terminó con su vida”, explicó la fiscal jefe de Alto Hospicio, Virginia
Aravena.
En el juicio se dio por acreditado que el día de los hechos, los acusados Alex
Vicuña Tévez, Francisco Guerra Castillo (quien era carabinero en esa fecha),
Luis Romero Riffo, y Miguel Hernández Tuna -todos chilenos- se movilizaban a
bordo de un vehículo Nissan Murano, en el sector del mirador de Las Banderas,
concertados para sustraer especies. A eso de las 4:30 horas, los acusados
descendieron del vehículo, a excepción del conductor Guerra Castillo, para
sustraer teléfonos celulares y otras especies a la víctima Sebastián Zúñiga,
quien se encontraba al interior de un automóvil junto a otra víctima.
Los acusados los intimidaron con un arma de fuego que mantenía Vicuña
Tévez, bajando a la fuerza a la a Sebastián Zúñiga, a quien golpearon en
diferentes partes del cuerpo, logrando la sustracción del teléfono celular de su
acompañante. Ante la resistencia de Zúñiga, el acusado Vicuña Tévez le
disparó a la altura del tórax, causándole la muerte.
En el juicio, la fiscal Aravena, junto a los abogados querellantes del Centro de
Apoyo a Víctimas de Delitos Violentos de Alto Hospicio y de la Delegación
Presidencial Regional de Tarapacá, presentaron los testimonios de los
funcionarios de la Brigada de Homicidios y del Grupo de Tarea que la Policía de
Investigaciones conformó en Tarapacá para investigar diversos homicidios
ocurridos en la región, quienes realizaron distintas diligencias que permitieron
identificar y detener a los acusados. En especial se analizaron las cámaras de
seguridad del sector y se ubicaron testigos que estaban presentes el día de los
hechos y un testigo reservado que había visto al acusado Vicuña Tévez

previamente con armas de fuego y luego del homicidio, éste le dijo que se iba a
ocultar porque se había “mandado un cagazo”.
La Fiscalía también presentó al médico del Servicio Médico Legal que realizó la
autopsia y a los profesionales fotógrafo, balístico y químico de la Policía de
Investigaciones que realizaron distintos peritajes en el sitio del suceso.