Iquique bloqueado

El gran paro contra delincuencia e inmigración ilegal

A las seis de la mañana de ayer pesados vehículos de gremios camioneros bloquearon la bajada y subida entre Iquique y Hospicio, otro tanto ocurrió en el sector Bajo Molle. Todo, en el marco  del descontento general por la migración ilegal y los numerosos casos delictuales de violencia nunca antes vividos en Iquique.                                            

Así, se originaron extensos tacos, complicando el traslado de los ciudadanos hacia sus fuentes de trabajo. Sin embargo, hasta la media mañana de ayer no se habían registrados hechos de violencia.

Las personas que controlaban el bloqueo, solo dejaban pasar vehículos de la Asistencia Pública, mujeres embarazadas, gente del sector Salud y traslado de enfermos. Eso en Bajo Molle.

El paro, complicó las actividades del Aeropuerto y las líneas aéreas, porque no pudieron transitar al terminal aéreo al personal que labora en ese sector.

En tanto, en el sector de la Rotonda El Pampino por donde circula el tránsito hacia Alto Hospicio permitió el paso intermitente de vehículos menores.

Al mismo tiempo, el paro de Iquique llamó la atención de todos los medios televisivos de la capital que entrevistaban en vivo a las autoridades y voceros del bloqueo, como también dieron a conocer testimonios de personas que han sufrido por la causa de la delincuencia desatada.

Delegado presidencial

En medio de todo este escenario, el delegado presidencial Miguel Ángel  Quezada declaró, a medios nacionales, su visión por lo que está aconteciendo en la región.

Dijo que a esta región ha llegado gente de Venezuela que viene huyendo la dictadura de Maduro, personas que ingresan a nuestra región furtivamente por pasos no habilitados.

Agregó que muchos migrantes ingresan a territorio de Chile luego de salir desde Venezuela, de Perú y Bolivia, que no portan identificación y que por lo mismo no se puede corroborar su identidad.

Alcalde de Colchane

 “El gobierno tiró la toalla”

El jefe comunal de Colchane Javier García Choque, declaró que si hace más de un año ingresaba alrededor de doscientas personas, actualmente son más de seiscientos los que diariamente pasan la frontera rumbo a Iquique, muchos de ellos en tránsito hacia Santiago.

“Efectivamente, creo que el gobierno tiró la toalla. Lo que ha hecho es dilatar esta situación con acciones comunicacionales, a minimizar esta situación de descontrol, dando muestras, claramente de abandono. Efectivamente, no se ha visto trabajando pero sí aparece en los medios de comunicación tratado atenuar la situación con argumentos infantiles. Hoy día vemos cómo la inseguridad ha movilizado a los habitantes de la Región de Tarapacá.”

Recordó que a fines del año pasado tuvo reuniones en el edificio de la Intendencia Regional donde recibió promesas que al final fueron incumplidas. Se refería a las indemnizaciones a los habitantes de Colchane que sufrieron robos y daños en sus propiedades, de parte de personas que ingresaron a las casas para pasar la noche. Dañaron cocinas, muebles y se perdieron colchas y frazadas. “Las autoridades se comprometieron a indemnizar a los afectados pero aquello nunca ocurrió”.

Del mismo modo, criticó tener cerrado el Complejo de Colchane, lo que permitiría, un mínimo de control, frente los que pasan furtivamente. “Entonces, no tiene sentido tener cerrado el complejo fronterizo. Yo he visto que el Ejecutivo lo que ha hecho es priorizar los derechos de los migrantes en desmedro de la seguridad de los habitantes de Tarapacá. Lo que sienten nuestros habitantes es inseguridad, no se puede salir a las calles, ni siquiera en sus casas están tranquilos porque están pensando lo que les puede ocurrir afuera”.

Recordó que hay espacios públicos tomados por migrantes, como el sector del parador de Colchane y locales de ventas de productos de las artesanas de Camiña. “Todos los espacios están tomados. Cuando ocurren desalojos, al día siguiente se los vuelven a tomar. Vemos mujeres embarazadas, madres con niños, pero también agresivos sujetos. Cuando uno intenta un diálogo con esos agresivos, se corre el peligro de ser agredidos. Así están las cosas”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.