Conversatorio abordó la violencia contra las mujeres en dictadura

En el marco de los 50 años del Golpe de Estado y los lineamientos de género del Plan
Regional contra el Crimen Organizado, la Delegación Presidencial de Tarapacá realizó
el conversatorio “Violencia contra las mujeres en dictadura: Reflexiones a 50 años”.
Este conversatorio, que contó con la colaboración de la seremi de la Mujer y Equidad
de Género de Tarapacá; la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio; y la
Universidad de Tarapacá, fue impartido por la académica designada por el Estado de
Chile en el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención
Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer
(MESCVI) de la “Convención de Belém do Pará”, Mónica Maureira Martínez, y la
psicóloga forense encargada de la Unidad de Salud Mental del Servicio Médico Legal
de Tarapacá, Ana Genoveva Gómez.
La académica Mónica Maureira Martínez realizó su ponencia sobre violencia sexual
hacia las mujeres en conflicto y democracia, mientras que la psicóloga Ana Genoveva
Gómez expuso sobre los desafíos de la evaluación forense en la actualización del
Protocolo de Estambul. Además, en la instancia se dio espacio para las reflexiones de
los invitados, entre ellos los representantes de AFEPI Héctor Marín y Engracia
Palominos, junto con Aurora Cayo Baltazar, oriunda de la comunidad de Chiapa,
quienes compartieron sus experiencias en la dictadura.
El Delegado Presidencial de Tarapacá, Daniel Quinteros, explicó que “como Gobierno
hemos querido tener un espacio de conversación y reflexión respecto de la violencia
que sufrieron las mujeres, particularmente, durante la dictadura. Sabemos que las
mujeres no solamente fueron víctimas también de desaparición, de tortura y una serie
de violaciones a los derechos humanos, sino que también ellas fueron utilizadas como
herramientas de torturas para otros y otras. Además, el movimiento feminista de los
80 creo que logró posicionar que la subordinación y las distintas manifestaciones de
violencia no solamente ocurrían en el espacio público, sino que también en el espacio
privado. Por lo tanto, ese lema de la democracia en público, pero también en la casa,

Delegación
Presidencial
Regional de
Tarapacá
Ministerio del
Interior y Seguridad
Pública

Dirección Av. Arturo Prat
1099
Iquique, Chile
https://dprtarapaca.gob.cl
fue una consigna que alimentó buena parte del movimiento feminista que trabajó por
la recuperación de la democracia, que denunció las múltiples violaciones a los
derechos humanos y que ha permitido reconstruir a nuestro país, poniendo el acento
en las mujeres”.
Asimismo, la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Noemí Salinas, destacó que
estas actividades de conmemoración de los 50 años “principalmente lo que nosotras
buscamos como Ministerio de la Mujer es ir fortaleciendo la agenda que hoy día
tenemos, de poder avanzar y poder involucrarnos como Estado en su conjunto
respecto de las políticas de prevención de violencia contra las mujeres, pero también
de abordaje de la violencia como un continuo, como bien decía la expositora. Hoy día
a 50 años del Golpe es necesario hablarlo, es necesario reflexionar”.
Por su parte, la académica integrante de la ´Convención de Belém do Pará´, Mónica
Maureira, indicó que “en este conversatorio estuvimos haciendo memoria respecto de
lo que vivieron las mujeres durante la dictadura (…) el mensaje fue súper claro: cómo
se construye memoria para que el respeto de los derechos humanos sea materia a
futuro y para que podamos entender que los derechos humanos no solamente se
vulneran durante los quiebres democráticos, sino que también tenemos que tener
atención y urgencia sobre ello en los procesos democráticos”.
Finalmente, la psicóloga forense del SML, Ana Genoveva, explicó que “hoy día
quisimos orientar desde el Protocolo de Estambul en el Servicio Médico Legal
específicamente en los desafíos que tienen que ver con la evaluación de tortura sexual
en mujeres en periodo de dictadura” y también valoró las intervenciones de los y las
asistentes que entregaron “relatos tan cargados de emocionalidad y de experiencia,
de memoria viva”.