ANEF y CUT rechazan que constitucionalistas eliminen conquistas y derechos sindicales

La Asociación Nacional de Funcionarios Fiscales (ANEF) Y LA Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) se movilizarán a nivel nacional para protestar contra la propuesta de constitucionalistas de la derecha que pretenden eliminar de un plumazo los derechos adquiridos por los sindicatos de todo el país. Pero esa acción se centrará especialmente en la capital del país, en las proximidades donde está funcionando el consejo de constituyentes. De esos acuerdos, además del aniversario de la ANEF que fundó el sindicalista Clotario Blest conversó con El Diario Longino, el dirigente nacional, José Pérez Debelli, quien se reunió con las directivas comunales y regionales en la sede ANEF en Iquique. ¿Es efectivo que están programadas manifestaciones de nivel nacional en el marco del aniversario de esa asociación pero también de los reclamos contra los constituyentes que buscan eliminar derechos sindicales? -Sí, en Santiago vamos a rodear el espacio donde desarrollan sus sesiones los consejeros constitucionales. El martes 3 de octubre vamos a entregar nuestra proclama de rechazar aquellos aspectos que están retrocediendo en derechos y que están instalando una imposición como una norma constitucional, que, incluso de amenazar que uno pueda pensar distinto. Entonces eso que están buscando no es una forma de cuidar la democracia y menos cuidar la paz social. Tenemos un diseño que se difundirá en conexión con las cabezas provinciales y regionales desde Arica-Parinacota pasando por Iquique, en Rapa Nui, Chiloé y la Antártica chilena. ¿Por tanto de eso se trata su visita a nuestra región? entendemos que hay otros temas que le preocupan a las bases regionales. -Fuimos invitados en el marco de los ochenta años de la fundación de nuestra asociación. También hay una cuenta que hará el presidente local de ANEF Patricio Llerena y la inauguración de una placa recordatoria de aquellos compañeros que fallecieron durante la dictadura del régimen cívico militar. Entonces se cruza este aniversario, con los 50 años del golpe de estado en Chile. ¿En general, qué aspectos se trataron en la reunión ocurrida en la sede sindical de la ANEF? -Todo eso está vinculado a un proceso en que las y los funcionarios públicos representados por dirigentes sindicales, analizan y ponen en perspectiva ese pasado que llevó al quiebre democrático, los atropellos a los derechos humanos y también la reflexión con lo ocurrido con la cruel dictadura, frente al actual momento que vivimos las y los chilenos y poner en perspectiva cual es el futuro del Estado, ese rol que queremos recuperar, que sea social, democrático y de derecho, pero además en el marco de los 80 años de nuestro aniversario. En este encuentro entregamos un resumen y veremos cuál es la mirada de responsabilidad que también tenemos como protagonismo de la base de los trabajadores organizados. Nos juntamos con nuestras bases para escucharles pero también colocando el énfasis en atender mejor a la ciudadanía no solo de Tarapacá, sino que también de todas las comunas alejadas, pero que son. ¿Qué otros temas le preocupa a la organización nacional que usted preside? -Nos interesa todo lo que le inquieta a nuestros asociales a través de todo el país, todos ellos son parte de la estructura viva de nuestro país. Concordamos que el Estado debe tener más dotación y mayor presupuesto para atender a la población en general. ¿Qué opina del desarrollo de los acontecimientos en la elaboración del texto de nueva constitución? Advertimos que día a día crece el descontento por algunos cambios que afectan al mundo del trabajo. -Eso que pretenden, es un preámbulo casi cavernícola, como de Edad de Piedra, de los tiempos de las cavernas. Lo que están haciendo los constitucionalista de la derecha es desconocer las conquistas sindicales que en largos años de lucha los trabajadores las convirtieron en derechos, luchas que nos dejaron muertas y muertos. ¿Pero qué tanto se retrocede con las propuestas de nueva constitución según trascendidos? -Mire, lo que hoy día aparece como un texto preliminar es bastante alejado de lo que queremos como institución moderna, integral, donde los derechos humanos sean el eje transversal sean parte fundamental de la naturaleza de una nueva constitución para Chile. Pero que desde el punto de vista de un salario digno, sea un eje estratégico, de un salario decente. Por lo tanto, para la raya y suma, el texto que están elaborando se aleja cada vez mas de las aspiraciones de la ciudadanía. Creo que indigna al pueblo de Chile cuando se escuchan las propuestas de una minoría circunstancial, donde la ultraderecha y el neo fascismo está permeando las políticas de nuestro país, cuestión por la cual nos encontramos en alerta. Así lo entendemos los de ANEF y los de la CUT. Frente a esto hay que movilizarse como siempre lo hechos hecho. ¿Pero las organizaciones gremiales que ustedes presiden como ANEF y CUT se han hecho escuchar y están ustedes por el rechazo? -Fuimos a exponer ante los consejeros y consejeras constitucionales, pero no se escucha; se hace como que escuchan, pero no se resuelve, por lo tanto, creemos que la tendencia va encaminada más en contra que a favor ¿Usted cree que así las cosas esto provocará el rechazo de la propuesta? -Creo que sí. Ya se está dando una tendencia al rechazo. Creo que así como se están dando las cosas es porque hay sectores que siempre están cuidando los intereses empresariales del más del millar de familias que concentran la riqueza de nuestro país, lo que es muy vergonzoso, porque no dejan tener sueldos dignos y decentes. Lo que pasa es que están tratando de colocar ciertas mordazas y cadenas que traban el desarrollo y la justicia igual como lo hicieron en tiempos de la dictadura cívico-militar. Es por eso que el 3 de octubre nos movilizaremos. Aclaro que cada cual es dueño de estar o no de acuerdo, cada uno es soberano, pero desde el punto de vista de nuestras organizaciones nacionales tenemos una convocatoria para proclamar nuestras demandas y la paz social.