Alimentos estaban almacenados a la intemperie y dentro de un baño comunitario Cae nuevo centro de acopio de productos agropecuarios de contrabando en Iquique

Un nuevo centro de acopio de productos agropecuarios de alto riesgo fito y zoosanitario, fue desbaratado por personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Tarapacá en la zona centro norte de la capital regional.

Durante el operativo, se logró incautar en el patio de una vivienda particular un total de mil 532 kilos de productos de origen animal y vegetal internados a la región por pasos no habilitados, además de 18 botellas de sidra y 9 mil 720 unidades de huevos de gallina.

“Como Servicio vamos a seguir intensificando nuestro trabajo de fiscalización, porque la presión de ingreso de plagas y enfermedades que pueden traer consigo este tipo de productos de ingreso clandestino, es cada más importante, particularmente para Iquique, que hace meses enfrenta una campaña de erradicación de mosca de la fruta, tras el hallazgo de insectos silvestres de esta plaga, sin que a la fecha tengamos un foco larvario que justifique la presencia de éstos, todo lo cual nos hace presumir que estas capturas simples son producto del contrabando”, detalló Sue Vera, directora regional (S) del SAG Tarapacá.

De igual forma, Vera indicó que los productos como frutas, entre ellas, cítricos, piñas, papayas, maracuyás, plátanos y hortalizas tales como papas, choclos, locotos y legumbres se encontraban almacenadas a la intemperie y sin ninguna medida sanitaria que asegure su aptitud de consumo humano.

“El ingreso clandestino de alimentos, no sólo es un tema que puede afectar la sanidad de nuestra agricultura y ganadería, sino que también es un problema de salud pública, puesto que estos alimentos además de desconocer su procedencia, son almacenados en condiciones insalubres, como es el caso de los quesos frescos que en esta oportunidad estaban dentro de un baño que era de uso comunitario, dado que el inmueble era utilizado además como un cite”, declaró la directora (S) del SAG Tarapacá, quien llamó una vez más a la ciudadanía a realizar la compra de sus alimentos de manera segura.

Finalmente, la autoridad indicó que los centros de acopios son los responsables de surtir de estos productos agropecuarios de contrabando, a comerciantes menores que se instalan en distintos de puntos de la ciudad para expenderlos en la vía pública, y habitualmente se trata de fruta y verduras en mal estado, pues vienen sobre maduras y con presencia de plagas (algunas a simple vista) y que se ofertan a un bajo costo. No es el caso de los huevos de gallina, los cuales son comercializados como un producto nacional, razón por la cual el SAG recomendó adquirir este producto en lugares de confianza y establecidos.

%d bloggers like this: