Alberto Martínez inscribe su candidatura como rector de la UNAP para un nuevo periodo

Con un llamado a la comunidad universitaria a sumarse al proceso eleccionario, el ahora candidato Alberto Martínez Quezada recalcó la importancia de seguir construyendo colectivamente la universidad que la comunidad quiere y se merece, una universidad pública y regional centrada en las personas, diversa, inclusiva, transparente, con perspectiva de género, fraterna, de calidad, compleja y sustentable, que se proyecta nacional e internacionalmente y asegura estabilidad y mejores condiciones laborales de sus académicas, académicos, administrativas y administrativos. 

Alberto Martínez Quezada inscribió oficialmente su candidatura para el nuevo proceso eleccionario que definirá la rectoría que conducirá a la Universidad Arturo Prat durante el periodo 2023-2027. Su candidatura está precedida por una larga experiencia universitaria. El iquiqueño, quien fue estudiante de la misma Universidad, presidente de la Federación de Estudiantes, académico, Director de Departamento, Decano, Consejero Regional y actual Rector de esta casa de estudios superiores, en este nuevo proceso apuesta por el desarrollo, consolidación y posicionamiento de la Universidad y el bienestar de todas y todos sus miembros.

Avances

“Hemos reconocido y puesto en valor la diversidad de miradas, aportes y talentos de todas y todos quienes integran nuestra comunidad universitaria, que es la base para construir un proyecto universitario de calidad y con mirada de futuro. Juntas y juntos hemos logrado sortear las dificultades y alcanzar importantes logros, los cuales, ciertamente, debemos continuar consolidando. No se gobierna pensando en intereses de grupos específicos, “amistocracia” o persecuciones a quienes piensan distinto, se gobierna para todas y todos”, expresó Alberto Martínez.

También enfatizó que durante su gestión la UNAP ha abrazado el compromiso con la calidad, logrando incrementar a 5 los años de acreditación institucional, al tiempo que se ha autoevaluado toda la oferta académica y avanzado sustancialmente en la acreditación y/o certificación de carreras de pregrado y postgrado. Martínez resalta que la universidad ha logrado revertir el escenario de crisis y déficit financiero y destacó que se ha impulsado una amplia vinculación con las comunidades y territorios, logrando además proyectarla internacionalmente. Así también, instalamos de manera efectiva el Modelo Educativo en todas las carreras, planes y programas impartidos en Sedes y Centros, mejorando indicadores, el perfeccionamiento académico e impulsado nuevos procesos curriculares para seguir asegurando una formación de excelencia”.

Igualmente, resaltó los avances en materia de investigación y postgrado, donde se ha incrementado el número de publicaciones y la postulación a proyectos competitivos, sobresaliendo en rankings científicos internacionales como Scimago y Nature. “Asumimos el compromiso de la complejidad y el desafío que supone acreditar el área de investigación, para ello, se han promovido nuevos incentivos que reconocen la actividad científica y concentrado esfuerzos en fortalecer grupos de excelencia en las Facultades, Institutos y Centros de Investigación”, expresó.

Así también, se ha fortalecido el postgrado, logrando la acreditación del 80 por ciento de la oferta, a la espera de culminar el año con la totalidad acreditada, al tiempo que hemos impulsado la creación de nuevos programas de doctorado.

Reconocimiento

La gestión de Martínez durante estos 4 años fue destacada públicamente durante el encuentro del Consejo de Rectoras y Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH), realizado en Iquique en el mes de mayo, donde su Vicepresidente y Rector de la Universidad de Tarapacá, Dr. Emilio Rodríguez Ponce, expresó: “La gestión de la UNAP ha sido de lo más extraordinario de los últimos 30 años en el sistema”. En la instancia, Rodríguez también enfatizó cómo el rector Martínez y la comunidad universitaria realizaron un “salvataje” a la UNAP, recuperándola del déficit financiero, estabilizándola e incluso logrando la acreditación institucional de nivel avanzado por 5 años, que fue otorgada por la Comisión Nacional de Acreditación, CNA-Chile, en tres áreas: gestión institucional, docencia de pregrado y vinculación con el medio.

Proyecto de futuro

Martínez subraya que esta candidatura lejos de conformarse con lo alcanzado, propone un proyecto de futuro y consolidación para la universidad. “Somos conscientes de que enfrentamos importantes desafíos y que debemos profundizar el trabajo para afianzar nuestra posición financiera, mejorar las condiciones salariales y materiales de nuestras funcionarias y funcionarios, promover el perfeccionamiento académico, descentralizar las funciones y agilizar la gestión, fortalecer las Facultades, Institutos y Centros, adaptarnos a los nuevos retos formativos, tecnológicos y sociales, incrementar la investigación e innovación de cara a la acreditación del área y la complejidad institucional, persistir en el camino de mejora continua que hemos trazado, y mejorar las condiciones de operación, logística e infraestructura desde una mirada de futuro, entre otros. 

La inscripción de Alberto Martínez como candidato fue acompañada por su jefa de campaña, la académica de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, Karen Díaz Campos, y su apoderado, Héctor Herrera Díaz, académico de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Karen Díaz enfatizó la necesaria continuidad de la actual Rectoría. “Los resultados están a la vista: acreditación de 5 años nunca antes alcanzada, logros en investigación comprobables en proyectos adjudicados y aumento significativo de nuestras publicaciones. Además, una mejora en gestión y en docencia. Todo en un escenario económico sumamente adverso, a lo que debemos sumar 2 años de pandemia. Se ha logrado mucho, pero nos queda mucho más por avanzar y juntas y juntos podemos lograr esto”, señaló la académica.

Por su parte Héctor Herrera señaló que “durante esta gestión se sortearon una serie de desafíos con condiciones iniciales poco favorables. Estas se abordaron con convicción, transparencia y voluntad colectiva de generar un proyecto sostenible de la mano de una gestión participativa y de cambio”.

Observamos un evidente cambio en la universidad, dijo Herrera, quien resalta “los avances en calidad, acreditación, investigación, adjudicación de proyectos, fortalecimiento de la vinculación con el medio, posicionamiento en ranking, así como la visibilización institucional y reconocimiento nacional adquirido”.

El apoderado concluyó que, “hemos sido testigos de una gestión responsable, participativa y por sobre todo transparente, lo que proyecta un camino cierto hacia la complejidad y excelencia”.

%d bloggers like this: