Más de 600 comerciantes ambulantes repletan ya las calles Vivar y Tarapacá

¿ Y cuántos tienen permiso legal?

En el tercer día de control del comercio callejero, este diario pudo constatar que este aumento, tanto en los que se ubican por  Vivar como por Tarapacá.

De acuerdo a lo observado en la mañana de ayer, en la zona mencionada permanecieron hasta después del mediodía una veintena de carabineros, además de dos micros y dos vehículos menores de la policía uniformada. Por lo menos, ayer no se informo de nuevos desmanes de parte de algunos exaltados.

Lo más importante que desaparecieron como por arte de magia todos los vendedores y vendedoras de cigarrillos de contrabando, pero permanecen los que venden juguetes, ropa y zapatillas de reconocidas marcas pero que este caso resultan ser falsificaciones.

Muchos se preguntan donde están los funcionarios de Aduanas, porque dicha mercadería debió salir de alguna bodega local, de ZOFRI u otro lugar; la segunda interrogante es qué pasa con la fiscalización de Impuestos Internos, porque aquí los ambulantes no dan boletas. Sin embargo, al comprar deben recibir factura, la que debe ser investigada por Impuestos Internos y la policía, para saber que efectivamente se trata de una venta legal y no  mercadería producto de robos y que son reducidas habitualmente en el comercio callejero.

Los ambulantes que se estacionan en Vivar, ayer llegaban por ambas aceras hasta O`Higgins desde Tarapacá.  Y en el caso de la calle Tarapacá, desde Vivar hasta la misma Plaza Prat.

Muchos reclamos se hicieron sentir de parte de adultos mayores y personas con discapacidad porque la masiva presencia de vendedores callejeros, les hizo imposible llegar hasta locales del comercio establecido, principalmente de farmacias, supermercados y otros negocios.

Finalmente señalar que carabineros solo se limito a mantener el orden y gracias a su presencia desaparecieron los “malandrines”, que siempre se benefician de los tumultos que se provocan en calles angostas.(AVJ)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *