Niños y niñas migrantes viviendo en tomas recibieron al Viejo Pascuero

Sobre el centenar de niños y niñas que habitan en las tomas Paso de Mula y El Boro,  disfrutaron de una alegre navidad en Alto Hospicio.  El festejo con visita del viejo pascuero entregando regalos, fue preparado por la Obra Social Bethel Casa de Dios.

eoncio Osorio y Yerly Hernández, pastores de la Iglesia Internacional Alpha y Omega, donde pertenece la obra solidaria,  indicaron que a través de los aportes recaudados pudieron llegar nuevamente a niños y niñas migrantes de los campamentos.

Navidad es una época para compartir y dar felicidad. Con la generosidad de muchas personas, cientos de menores recibieron un regalo.

En las fiestas tanto de El Boro como Paso de Mula los pequeños se alegraron con la presencia de Minie y  Mickey que se sumaron al show que les llevó Fantasy Land. Tras bailar, cantar y participar en los juegos, niños y niñas de diversas nacionalidades no ocultaron su gozo cuando apareció el Viejito Pascuero con el saco lleno de regalos y los ayudantes de Santa cargaban las botitas navideñas.

COMPARTIR

En medio de la música y compartiendo tortas, jugos y otros embelecos los pequeños fueron pasando a recibir sus regalos además de recibir el mensaje cristiano del sentido que tiene la Navidad y que en tiempos complejos cuando se ha dejado el hogar para migrar, adquiere un significado especial.

“Es un año más para la gloria de Dios el haber llevado alegría a nuestros infantes de la Obra Social Bethel, Casa de Dios. Agradecemos a la municipalidad de Alto Hospicio, alcalde Patricio Ferreira, al cuerpo de concejales, director de Dideco Esteban Zavala, Alex Mendoza de la oficina municipal de migrantes, a los socios cooperadores que aportan con su granito de arena, a todos y cada uno que con amor incondicional y absoluta disposición sumaron a esta bella causa y muy especialmente a nuestra iglesia matriz en Estados Unidos”, acotó el pastor Osorio.

Alegría y felicidad tuvieron cientos de menores migrantes de Alto Hospicio que recibieron la visita del Viejo Pascuero en los campamentos donde viven.

En tanto la pastora Hernández destacó que es cuarto año que comparten la alegría del nacimiento de Jesús con los migrantes que están en las tomas y este 2021, “con la mano amiga de nuestros colaboradores nuevos y antiguos pudimos también llegar al Paso de Mula. Quiero mencionar a Inesita de Fantasy Land que por tercer año anima los eventos de nuestra obra sin fin de lucro,  más que agradecidos con Dios y con todos por sus aportes”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *