Fútbol iquiqueño de luto por muerte de ex Deportes Iquique Aníbal Cáceres Briso

Comunidad deportiva acompañó ayer, el funeral del ex jugador que vistió la
celeste de los dragones, en los años 1983 – 1984
Mario Vidal Jorquera
Profundo pesar causó, en el ambiente deportivo iquiqueño, la muerte del
deportista; Aníbal Roberto Cáceres Briso, quien fuera jugador de Deportes
Iquique, en los años 1983 – 1984.
Aníbal Cáceres pertenecía a una conocida familia de calle Blanco Encalada, en
el barrio El Colorado y desde temprana edad, comenzó a dar sus primeros
pasos en el fútbol, en el ex desaparecido Club Iquitados, representando
también a la Escuela 16, que estaba ubicada frente al ex Matadero Municipal
y donde cursó sus estudios básicos.
Llamado desde niño cariñosamente, por sus amigos y vecinos, con el apodo
de “Careta”, Aníbal Cáceres, ingresó a las filas de su club de barrio, Estrella de
Chile, donde sus habilidades futbolísticas, contribuyeron a las conquistas de
varios títulos en campeonatos locales.
El fallecido deportista, también participó de los tradicionales campeonatos
de baby fútbol “Gigante”, que antiguamente se disputaban, en la
desaparecida Casa del Deportista de calle Tarapacá y lo hizo, en
representación del ahora no existente Club Segurito y en aquellos partidos,
se hizo más notoria su habilidad, para el deporte del balón.
Sus condiciones futbolísticas le permitieron ser jugador profesional, jugando
como lateral, en el Club Deportes Iquique, formando en los años 1983 –
1984, junto a otras figuras de los Dragones Celestes, como; Luis Acao,
Peñailillo, Andrade, Alvaro Butti, Victor Hugo Sarabia, Fidel Dávila, Héctor
Vega, Estay, Díaz y Francino, entre otros.

Una vez retirado del fútbol rentado, volvió a vestir la camiseta de color
amarillo de Estrella de Chile, compartiendo equipo, con sus hermanos
Benjamín y José, contribuyendo a que ese club, lograra el subcampeonato de
Chile, en el fútbol amateur y en los últimos años, representó al Club Las
Cabras, en los campeonatos de la Asociación de Fútbol Senior.
La muerte del conocido deportista, quien había nacido el 14 de diciembre del
año 1959 y que, en vida, se desempeñó laboralmente en el sector pesquero,
como tripulante, enluta su hogar que formó, con su vecina de barrio; Beatriz
Muñoz y de cuya unión nacieron sus hijos; Aníbal, Diego, Erick, Stephanie y
Andrés.
Los funerales del ex futbolista, se realizaron ayer, en el cementerio 3, en
medio del pesar de quienes fueron sus familiares, amigos y compañeros del
deporte. Descansa en paz campeón.

%d bloggers like this: