Dragones goleados y eliminados de Copa Chile San Marcos de Arica ganó 4 – 0 y demostró que los clásicos se deben ganar

Una humillante goleada, ante su eterno rival San Marcos de Arica, sufrió
ayer Deportes Iquique, al caer 0 – 4, en el partido válido por Copa Chile,
jugado en el estadio Tierra de Campeones.
Un público sobre las 8500 personas, asistió al recinto deportivo de avenida
Salvador Allende, con el optimismo de que, los dragones superarían la
instancia de cuartos de final del torneo. Pero, debieron retirarse con la
frustración de que su equipo, perdiera el tradicional clásico.
Para este partido, Deportes Iquique comenzó jugando, con la siguiente
formación: Luis Sotomayor, Dilan Rojas, Steffan Pino, Leandro Navarro,
Mathias Pino, Jaime Carreño, Alvaro Delgado, Matías Carrera, Franco
Ledesma, Paulo Magalhaes y Iam González.
Desde los primeros minutos, se vio a un San Marcos bien plantado en
cancha, prohibiéndole a Deportes Iquique, el ingreso a su zona y pasando a
dominar el balón, en el sector medio.
Solo pasados los 12 minutos, llegó la primera ocasión para los dragones
celestes, cuando Pino conectó un cabezazo que se estrelló, en uno de los
verticales.
La primera parte del partido trascurrió de manera equilibrada, con escasas
jugadas de riesgo, tanto para uno, como para otro equipo, yéndose ambos al
descanso, con la paridad del 0 – 0.
Al reanudarse las acciones y cuando se jugaba el minuto 47, Osmendy
conecta de cabeza un centro y marca el primer gol de San Marcos, equipo
que solo 4 minutos después, aumentó el marcador a los 51 minutos,
mediante un gol marcado cómodamente por Arguilanera.
Con el partido cuesta arriba, el técnico de los dragones Miguel Ponce,
dispuso la salida de Carreño y de Iam González, ingresando Diego Orellana
y César González, teniendo este último, una clara ocasión de marcar el
descuento, mientras que Orellana, con un potente disparo a portería,
también tuvo una buena chance.
El ingreso de Ramón Fernández por Steffan Pino, originó más ocasiones,
para los dragones que se fueron con todo, en busca de la paridad, pero; a
los 68 minutos, un golazo de Nahuel Danadell, complicó más al equipo

iquiqueño, cuyos intentos de remontar el marcador, se vieron truncados,
por los “tapadotes” del argentino Dobboletta, portero del equipo visitante.
Dos nuevos cambios tardíos, dispuestos por Miguel Ponce, nada aportaron
a mejorar el rendimiento de Deportes Iquique que, adelantando más sus
líneas, en el intento de descontar, dejó abierta su zona, para el contragolpe
y el cuarto gol de San Marcos, a los 90 minutos, convertido por Azócar.
Decepcionante resultado, para la hinchada iquiqueña que repletó el Tierra
de Campeones, para apoyar al equipo dirigido por Miguel Ponce, quien al
parecer no entendió que; para los iquiqueños, los clásicos frente a Arica,