Mario Maldonado: Con su fútbol llevó el eslogan “Iquique Tierra de Campeones” a territorio azteca

“Mi Ventana Deportiva”

Muchas veces se ha abierto “Mi Ventana Deportiva”, por donde se han asomado muchas figuras del deporte iquiqueño, para mostrarme y enseñarme a mí y a todos los iquiqueños, sus grandes triunfos, logrados en diversos escenarios deportivos, contribuyendo a engrandecer el eslogan de Iquique, Tierra de Campeones.

“Nadie es profeta en su tierra”, dice el refrán y son muchos los iquiqueños que, en diversos ámbitos, han emigrado a otros países, logrando destacar en sus respectivas áreas, consiguiendo en tierras lejanas, aquel reconocimiento justo que, muchas veces la propia ciudad que lo vio nacer, no les ha entregado.

Mario Oscar Maldonado, uno de los grandes jugadores de fútbol que ha tenido Iquique y radicado desde hace muchos años en México, es uno de aquellos tantos iquiqueños quienes, en busca de mejores horizontes, debieron dejar su querido Iquique.

Aprovechando su breve estadía en el terruño que lo vio nacer, en calle Aníbal Pinto, un 14 de diciembre del año 1949, abro hoy “Mi Ventana Deportiva” para conversar con el “Huaso” Maldonado.

Lo encontramos en el Complejo de la AFI, observando los entrenamientos de los jóvenes de la Escuela “Imperio H”, que comanda Héctor “Caldillo” Vega.

El fútbol siempre ha sido su pasión y su rostro muestra la felicidad que le provoca ver cómo, en Iquique, todavía existe el interés por formar y descubrir nuevos talentos, entre tantos niños y jóvenes de diversos sectores poblacionales.

Observando los entrenamientos de los chicos, afloran en Mario Oscar Maldonado, los recuerdos de sus primeras incursiones en este deporte, en equipos infantiles de los clubes; Rubén Donoso y Los Cóndores, para luego ya en serie juvenil, formar parte de aquella recordada selección juvenil iquiqueña, clasificada vice campeona de Chile, en el torneo de Antofagasta 1967.

Una selección de jóvenes figuras del fútbol amateur iquiqueño de aquellos años, entre ellos; Samuel Ab El Kader, Carlos Vásquez, el arquero Céspedes, Oscar González, Rigoberto Torres, Julio Crisosto, entre otros.

“Después de aquel torneo, con 17 años nos fuimos con Julio Crisosto, Carlos Vásquez, Rigoberto Torres, Freddy Cordero a varios equipos de Santiago. Yo me fui con Torres y Crisosto a Universidad Católica y ahí nos quedamos”.

“Debuté a los 18 años, el 22 de marzo contra Magallanes y me fue muy bien y   a semana siguiente debutó Julio Crisosto contra la U.”

En Universidad Católica, jugando siempre como defensa central, llegó a ser capitán del equipo, formando al lado de grandes figuras del fútbol nacional como; Tito Fouilloux, Armando Tobar, Washiginton Villarroel, Gustavo Laube, Daniel Díaz, Leopoldo Vallejos, entre otros.

“Era como un sueño y nosotros lo hicimos realidad”

Después de Universidad Católica, pasó a la Unión Española, formando también en selecciones nacionales, entre los años 69 y 73.

“Con Unión Española estuve en la final de Copa Libertadores de América, el 75, frente a Independiente. “Jugué todo el partido, frente a figuras como; Bochini, Balbuena, Perico Pérez, Bertoni, entre otros y a los 10 días, me compraron del Autónoma de Guadalajara”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *