En el desierto revivirán partido que consagró campeón de Chile a San Enrique

Fue el primer título nacional para el fútbol amateur iquiqueño

Gracias a una iniciativa de la Asociación de Municipalidades Rurales de Tarapacá, con el apoyo de la Universidad Arturo Prat (UNAP), el Gobierno Regional de Tarapacá, la Municipalidad de Pozo Almonte y la Corporación Club Deportivo Universidad de Chile; la comunidad deportiva iquiqueña podrá revivir el logro del primer título de campeón del fútbol amateur chileno, conseguido el año 1935, por un representativo de, en aquel entonces, Oficina Salitrera San Enrique.

Ese logro, que permitió la adjudicación del hermoso trofeo “Caupolicán”, que por años se exhibió, en los pasillos del viejo estadio Municipal de Cavancha, forma parte del patrimonio histórico deportivo de Iquique y este domingo 11 de septiembre, será recordado en un inédito evento denominado “Copa del Desierto 1935-2022. Primer Campeón de Chile”.

Durante esa jornada de memoria histórica y deportiva y que también ha despertado el interés de medios de comunicación nacionales, se revivirá la primera final de fútbol chileno de 1935 con ex integrantes de la Universidad de Chile y Deportes Iquique, para conmemorar el primer campeonato nacional hace 85 años, donde el equipo de la Oficina Salitrera “San Enrique” se coronó campeón tras vencer a la Universidad de Chile. 

 La actividad se realizará desde las 10:00 horas en la Ex Oficina Salitrera San Enrique, sector Cantón La Noria, comuna de Pozo Almonte, Región de Tarapacá y para la ocasión, se permitirá la presencia de un público no superior a las 100 personas.

La iniciativa, fruto de una investigación histórica, busca aportar a la identidad local, regional y nacional del fútbol profesional chileno con el apoyo de la Universidad Arturo Prat.

Cabe consignar que el año 1935, el equipo de la Oficina San Enrique, luego de ganar a varios otros equipos, en la eliminatoria local, se ganó el derecho a representar a Iquique en el primer torneo nacional.

En esa competencia, San Enrique derrotó primeramente a O’Higgins de Chillán por 2 -1; a Atlético de Osorno por 2 – 0; a San Lorenzo de Coquimbo por 3 – 1; a Eleuterio Ramírez de Temuco por 4 -3, para luego derrotar en la final al equipo de Universidad de Chile, por 3 – 1.

En aquella final disputada en los Campos de Sports de Ñunoa, la representación nortina, que vistió de rojo, presentó la siguiente formación: Julio Vernal; Carlos Zamudio y José Céspedes; Cisternas, Ignacio Bermúdez y Manuel Salinas; Manuel Arancibia, Carlos Sanhueza y Humberto Naveas; y Carlos López con Edilberto Ceballos.

Autores de los goles de la victoria final fueron; Sanhueza en dos ocasiones y Arancibia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *