“Tarapacá lidera en reconocimiento oficial de sus jardines infantiles”

María Jesús Honorato, subsecretaria de educación parvularia:

ALBERTO VARGAS FUENTES

Transmitir a las familias la importancia que niños y niñas acudan a clases presenciales en los jardines infantiles y cómo el reconocimiento oficial de esos establecimientos de educación inicial, garantizan calidad de aprendizajes y seguridad tanto en la infraestructura como los protocolos sanitarios de los recintos; fueron algunos de los temas que planteó la subsecretaria de educación parvularia María Jesús Honorato, durante los diálogos que sostuvo con apoderados en las distintas comunas de la región acorde al plan  “En familia construyamos mejores comienzos”, que busca tener información de lo que está sucediendo con niños y niñas de todo Chile.

En su agenda la autoridad ministerial también entregó el Reconocimiento Oficial a los jardines infantiles que han cumplido con este proceso, destacando que Tarapacá es la región del país que tiene el mejor indicar de cumplimento en esta meta gubernamental.

Mencionó que es relevante porque tiene mucha relación con la calidad, a lo que aspiramos es que todos nuestros niños tengan no solo infraestructura, sino espacios con educadoras de la mejor calidad, dedicación y compromiso. El Reconocimiento Oficial se da a un establecimiento cuando cumple con un todo el requerimiento jurídico, como técnico y de infraestructura.

“El papá, la mamá que se encuentra con la placa que dice que el jardín tiene reconocimiento oficial del Gobierno, es porque le da seguridad que ahí hay infraestructura de alta calidad, están todos los papeles jurídicos en orden, lo que significa estabilidad que el jardín se mantendrá y técnicamente tiene las personas más idóneas, un proyecto técnico pedagógico con sello para enseñar r con los enfoques actuales para enseñarles y que  niños y niñas vivan experiencias enriquecedoras”.

Valora que en nuestra región estamos avanzando, llegando a tener el 62 % de establecimientos con reconocimiento oficial, además Tarapacá es una de las regiones con mayor porcentaje a nivel nacional lo que tiene muy contentos de llegar pronto al 100 por ciento.  “Eso significará darle a los padres de esta región la tremenda noticia que hay un compromiso con la primera infancia y cuando eso existe es porque la región va hacia arriba, priorizando a sus menores”.

Enfatiza Honorato que tener un 62 % en medio de una pandemia es aún más exitoso, porque la pandemia implicó que todos los procesos -especialmente de infraestructura- se hicieran más lentos por la falta de materiales. “Eso se traduce que obras y jardines en plan de mejoramiento  se vieron afectados en insumos y mano de obra. Ante eso el ministerio creo este año una unidad nacional de reconocimiento oficial para ponerle mucha energía y así destrabar todo tipo de trámite que siempre afecta y retrasa.  Por eso modificamos la fecha de cumplimiento original, postergándolo hasta el 2022 para todas las salas cunas, jardines infantiles y escuelas del país”.

Señala que la primera infancia es la ventana de oportunidades que no se vuelve a repetir en el ser humano. De  cero a seis años  es el momento en que se reproduce  80  por ciento de la masa cerebral, las neuronas del cerebro entran en funcionamiento,  se genera un motor enorme cuando esas neuronas empiezan a funcionar.

DIALOGOS

“La familia siempre es la primera educadora, la educación parvularia se inicia en ese  pensamiento de trabajar en conjunto con la familia para construir los mejores comienzos”,  enfatizó la subsecretaria Honorato en sus encuentros con padres y familias de los párvulos.

Acota que la pandemia hizo visualizar la relación con la familia de manera distinta, hoy existe  alta comunicación y se usaron todos los medios para darle continuidad a los aprendizajes. “Cuando suspendimos las clases el 2020 las educadoras, equipos directivos, equipos pedagógicos echaron andar creatividad para seguir enseñando, algunas hicieron puerta a puerta,  usaron tecnología como el whatsapps  y entregamos dispositivos a los padres como la aplicación “Dame esos 5 que se basa en que si los padres o la familia  trabaja cinco aspectos como son:  darle amor, hablarle y señalarle las cosas, el comparar, permitirle contar, explorar y leerle narrando historias semanalmente; esos  padres podrá desarrollar a sus niños junto con el jardín infantil de manera integral.  Eso es construir mejores comienzos”.

¿Cómo funciona y que beneficio trae usar el whatsapps?

-Semanalmente les llega un mensaje dando ideas de su vida cotidiana para cómo trabajar el lenguaje, cómo trabajar el juego, la lectura.  Por ejemplo quiere trabajar el pensamiento matemático al poner la mesa  le pregunta al niño cuántas personas almorzarán,  3, cuántos tenedores se necesitan,  3, porque no vas a buscar los tenedores y los pones en la esa. Eso genera el pensamiento matemático. 

La subsecretaria de educación parvularia mencionó que su visita cumplió además el lanzamiento de la fase regional del plan  “En familia construyamos mejores comienzos”,  que surge a partir las lecciones dejadas por la pandemia  donde se comprobó que jardín infantil  y familia, trabajando juntos, generan una potencia enorme para el desarrollo de niños y niñas.

“Eso es lo que genera este plan, que adema incluye los conversatorios con los padres donde abordamos algo que también nos dejó la pandemia: nos generó incertidumbre y temor y por ende nos bajó la matrícula y la asistencia.  La matrícula es un problema grave porque un niño que no esté matriculado para prekinder, para entrar al jardín o a kínder el 2022 probablemente tendrá un retroceso enorme en todo lo que es el sustento para la enseñanza básica y media”.

Comenta que en esos conversatorios preguntan los padres por qué están con sus hijos  participando en los jardines, por qué los tienen matriculados, qué les pasa como familia, conversan con ellos sobre qué requieren para darles confianza y recuperar la asistencia y matricula.

“A nivel regional en los establecimientos de Integra la asistencia presencial llega al 50 por ciento, mientras que JUNJI en sus jardines registra un 30 % de asistencia en clases presenciales, lo que significa que estamos lejos de recuperar lo que un niño necesita que es ir todos los días al jardín a recibir la experiencia que educadoras y asistentes le generan a tráves del juego en un aprendizaje integral.

“En las conversaciones les decimos a los papas algo tan importante que es para un niño o niña el socializar, el interactuar, vivir experiencias planificadas por una educadora que los hace desarrollarse. Eso estamos trasmitiendo: papá, mamá, asegúrese, vaya a chequear  pero tome la decisión hoy, la virtualidad no reemplaza la presencialidad. En esta etapa un niño requiere de otros niños y de experiencias para desarrollarse”.

Comenta que tuviero cinco conversatorios en la región, con familias de distintas comunas, escuchando sus experiencias en la pandemia. Para algunos fue muy duro, relataron con lágrimas lo que vivieron, el tener que enfrentarse a la responsabilidad de educar a sus hijos además de trabajar, además de tener que llevar a cabo todo lo que significa llevar una casa.

“Eso les hizo reconocer el desempeño de nuestras educadoras, agradecieron con aplausos el trabajo de las educadoras y asistentes. Algunas familias nos contaron que fueron la mejor contención que tuvieron, similar a un siquiatra o sicólogo, es decir hay un reconocimiento de parte de las familias –que nunca antes la tuvimos- hacia lo que significa esta instancia. Ahora nos falta darle la confianza para que lleven sus niños a clases presenciales”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.